domingo, 21 de octubre de 2012

NIÑOS, ADOLESCENTES Y ELECCIONES A LA CUBANA



The first light on Sunday surprised
 tens of thousands of Cuban
 children and adolescents
 whit school uniform dress.
Las primeras luces del domingo  sorprendieron a decenas de miles de niños y adolescentes cubanos vestidos de uniforme escolar.

 A pesar de ser una jornada de receso, con las habituales sonrisas y algarabía, ellos encaminaban sus pasos hacia lugares cercanos, sedes de los colegios electorales para cumplir una encomienda: custodiar las urnas en los comicios para seleccionar a los delegados a las asambleas municipales del Poder Popular.

La presencia de la Organización de Pioneros “José Martí” (OPJM) en esta tarea es una de las expresiones de transparencia democrática  en el proceso social cubano.

 Por parejas, en turnos de una a dos horas, las nuevas generaciones ocupan puestos al lado de las urnas electorales, junto a la bandera cubana y el escudo de la Patria. Un gran simbolismo adquiere su presencia, cuando hacen el saludo de los pioneros y dicen ¡VOTÓ!, luego que cada elector deposita su boleta.

También con su pureza de espíritu, educados para hacer el bien a todos, los pioneros ayudan a las personas mayores de edad a cumplir cada paso hasta las cabinas donde ejercerán su voto libre y secreto.

Otra de las misiones puede ser que acompañados por uno de los integrantes de la mesa electoral, los niños lleven las boletas de votación hasta las residencias de las personas con limitaciones físicas para acudir a los colegios electorales. Luego en sobre sellado trasladan ese voto a las urnas. 


El 2012 es un año de elecciones generales en Cuba. En una primera etapa, más de ocho millones de hombres y mujeres seleccionarán a las personas que por el término de dos años y medio nos representarán sin percibir un centavo en las asambleas municipales.

Posteriormente, se ejercerá el voto para elegir a los cubanos y cubanas que, sin estipendio adicional y por espacio de cinco años, llevarán a cabo responsabilidades delegados provinciales y diputados del Poder Popular.

Ambos procesos democráticos, irrepetibles en el mundo,  serán custodiados por niños y adolescentes, quienes tendrán jornadas representativas de la letra de la canción ¡Amanecer feliz!.
Por José Gilberto Valdés
josegvaldes@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario