domingo, 20 de septiembre de 2009

JUNTO A JUANES, POR LA MAGIA DE LA TELEVISIÓN

Por José Gilberto Valdés
valdes@tvcamaguey.icrt.cu

Una vez más, en cincuenta años, desde la Plaza de la Revolución José Martí se emite un mensaje de PAZ a todo el mundo, a los amigos y a los enemigos.

En La Habana, la capital de todos de los cubanos, se han reiterado las masivas concentraciones de cerca de medio millón de personas para fechas conmemorativas, kilométricos desfiles por el Día Internacional de los Trabajadores, duelo por nuestros muertos heroicos, la misa del Papa Juan Pablo II.

Siempre en esa amplia explanada con la emblemática escultura Martí hemos estado con los brazos abiertos para dar y recibir abrazos solidarios. Por residir a 500 kilómetros de la capital, todos estos eventos los he seguido por la televisión, en reportes y transmisiones directas, pero mi corazón ha estado allí presente gracias a la magia del audio y el video.


Minutos antes de las dos de la tarde, en este caluroso domingo en Cuba, los paneos de las cámaras develan las cuatro esquinas de la plaza colmada de público, que vence al castigador sol tropical con gorras y sombreros, vestidos de atuendos blancos la cita es con la paz, nuevamente.

Hoy nos convoca a la presencia física y a través de los medios de comunicación el cantante colombiano Juanes (Juan Esteban Aristizábal, de 36 años) y una corte de catorce artistas entre los cubanos Amaury Pérez, Silvio Rodríguez, el grupo los Van Van, Orishas, X Alfonso y Carlos Varela, y los españoles Miguel Bosé y Víctor Manuel, el italiano Jovanotti, los puertorriqueños Olga Tañón y Danny Rivera, y otros invitados extranjeros.

Este es el segundo concierto por la Paz sin Fronteras, que ofrece el ganador de doce premios Grammy Latino, el Juanes que piensa en el mundo sin armas, guerras y excesos de poder. Si para el hijo de Colombia el arte es un una manera de establecer contacto, respetarnos y entender diferencias, esta es una buena oportunidad para recibir la energía positiva del pensamiento cubano.

Miles de habaneros, gastar un centavo en ticket o boletos de entrada disfrutarán en vivo del majestuoso espectáculo musical en la Plaza de la Revolución. Millones de cubanos lo seguiremos, minuto a minuto, a través de la pequeña pantalla y bocinas de audio. ¿Quién podría calcular la audiencia total de una señal que puede ser utilizada libremente en cualquier país vía satélite, por el canal de televisión o estación de radio que la solicite sin restricción, y por supuesto, en la red de redes de INTERNET?

Son las dos de la tarde. En la pantalla del televisor está la tempestuosa Olga Tañón. Comenzó el majestuoso espectáculo musical Paz sin Fronteras. Voy a poner punto final al comentario: Yo también voy a estar presente desde una privilegiada butaca en la sala de mi hogar, junto a Juanes, gracias a la magia de la televisión