jueves, 13 de abril de 2017

El bautismo de fuego de TV Camagüey digital



Por José Gilberto Valdés 
A pocos meses de creación, la página digital de Televisión Camagüey en INTERNET tuvo su bautismo de fuego. Venezuela, como la reflexión  de nuestro José Martí pedía  en  qué servirla, ella tiene en mí a un hijo”.
 
Hace quince años, recibía en mi casa la inusual visita de Evidio Gil, por aquel entonces director del telecentro provincial.
--La cosa está mala en Venezuela…Hace falta que vayas con Adrian (Cancino, webmaster de ADELANTE) al periódico para apoyar la información sobre los acontecimientos.
Nada tan semejante a una orden de combate.

martes, 28 de marzo de 2017

El tinajón se desborda de tradiciones y arte



Por José Gilberto Valdés



Las voluminosas y hermosas vasijas de barro, sello emblemático para los pobladores de la quingentésima ciudad de Camagüey, vuelven a ser pretexto para reunir y disfrutar de las mejores muestras culturales de la localidad, del 22  al 26 de  marzo.



Había una vez, los colonos que establecieron la Villa de Santa María del Puerto del Príncipe el 2 de febrero de 1514, en la Bahía de Nuevitas, encaminaron sus pasos un par de años después hasta al cacicazgo de Caonao, en el interior del territorio, en busca de fuentes de agua y, sobre todo, oro.



Poco tiempo estuvieron en el lugar pues la sublevación de los indígenas provocó el asalto y la quema del asentamiento. Tras la marcha forzosa hacia el este fueron bien recibidos por el cacique Camagüebax,  en una zona  situada entre los ríos Tínima y Hatibonico. Definitivamente, se quedaron en este paraje  distante del mar, favorable para la explotación minera, el desarrollo de la agricultura y sobre todo la ganadería

martes, 14 de febrero de 2017

El vuelo del amor




Por Ernesto Pantaleón Medina


Un día de febrero el amor, ese ente travieso, maravilloso e impredecible, decidió recorrer el mundo, como solo a los ángeles y a los dioses buenos les es dado (o al menos eso piensan algunos mortales).
En su vuelo por encima de mares, bosques y montañas se deleitó con visiones de embeleso, como la de aquellos grupos de niños y niñas jugando con pelotas de nieve, o los jóvenes excursionistas que sudorosos y sonrientes, desafiaban las alturas en un feliz remedo de cabras o águilas, o los otros, que mucho más allá retozaban entre las olas.