domingo, 28 de julio de 2013

Carta del compañero Fidel a los Jefes y Vicejefes de las delegaciones que visitan nuestro país con motivo del 60 aniversario del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos M. de Céspedes.


Queridos amigos:
El viernes 26 de julio se arriba al 60 aniversario del asalto al regimiento del Moncada en Santiago de Cuba y al cuartel Carlos Manuel de Céspedes en Bayamo. Conozco que numerosas delegaciones piensan viajar a Cuba para compartir con nosotros esa fecha en la que nuestro pequeño y explotado país decidió proseguir la lucha inconclusa por la independencia de la Patria.
Ya entonces también nuestro Movimiento estaba fuertemente influido por las nuevas ideas que se debatían en el mundo.
Nada se repite exactamente igual en la historia. Simón Bolívar, libertador de América, proclamó un día el deseo de crear en América la mayor y más justa de las naciones, con capital en el istmo de Panamá. Incansable creador y visionario, se adelantó más tarde al sentenciar que Estados Unidos parecían destinados a plagar la América de miserias a nombre de la libertad.
Cuba sufrió, como América del Sur, Centro América y México con el territorio que le fuere arrebatado a sangre y fuego por el insaciable y voraz vecino del norte, que se apoderó de su oro, su petróleo, sus bosques fabulosos de sequoia, sus mejores tierras y sus más ricas y abundantes aguas pesqueras.
No estaré sin embargo con ustedes en Santiago de Cuba, pues debo respetar la obvia resistencia de los guardianes de la salud. Puedo en cambio escribir y trasmitir ideas y recuerdos, que siempre serán útiles, al menos para el que escribe.
Hace breves días, cuando observaba desde mi asiento en la parte media de un vehículo de doble tracción lo que fuera un viejo centro genético para la producción lechera, pude leer una brevísima síntesis de solo un párrafo del discurso pronunciado el Primero de Mayo del año 2000, hacía ya más de 13 años.
El tiempo borrará aquellas palabras en letra negra sobre una pared blanqueada con cal.
“Revolución […] es luchar con audacia, inteligencia y realismo; es no mentir jamás ni violar principios éticos; es convicción profunda de que no existe fuerza en el mundo capaz de aplastar la fuerza de la verdad y las ideas. Revolución es unidad, es independencia, es luchar por nuestros sueños de justicia para Cuba y para el mundo, que es la base de nuestro patriotismo, nuestro socialismo y nuestro internacionalismo.”
Ahora se cumplen 60 años de aquel hecho ocurrido en 1953, sin duda valeroso y demostrativo de la capacidad de nuestro pueblo para crear y enfrentar a partir de cero cualquier tarea. La experiencia posterior nos enseñó que habría sido más seguro comenzar la lucha por las montañas, algo que planeábamos hacer si tomada la fortaleza del Moncada, no podíamos resistir la contraofensiva militar de la tiranía con las armas que ocupáramos en Santiago de Cuba, más que suficientes para vencer en aquella contienda y mucho más rápidamente que el tiempo invertido después.
Los 160 hombres escogidos para la operación fueron seleccionados entre 1 200 con los que contábamos, entrenados entre los jóvenes de las antiguas provincias de La Habana y el este de Pinar del Río, afiliados a un partido radical de la nación cubana donde todavía el espíritu pequeño burgués inculcado por los dueños extranjeros y sus medios de divulgación, en mayor o menor medida, influían en todos los rincones del país.
Yo había tenido el privilegio de estudiar, y ya en la universidad adquirí una consciencia política a partir de cero. No está de más repetir lo que he contado otras veces, la primera célula marxista del Movimiento la creé yo con Abel Santamaría y Jesús Montané, utilizando una biografía de Carlos Marx, escrita por Franz Mehring.
El Partido Comunista, integrado por personas serias y consagradas de Cuba, soportaba los avatares del Movimiento Comunista Internacional. La Revolución reiniciada el 26 de julio recogió las experiencias de nuestra historia, el espíritu abnegado y combativo de la clase obrera, la inteligencia y espíritu creativo de nuestros escritores y artistas, así como la capacidad que yacía en la mente de nuestro personal científico, que ha crecido como la espuma. Nada se parece hoy a lo de ayer. Nosotros mismos, a los que el azar nos designó el papel de dirigentes, nos podríamos abochornar de la ignorancia que todavía muestran nuestros conocimientos. El día que no aprendamos algo nuevo será un día perdido.
El ser humano es producto de las leyes rigurosas que rigen la vida. ¿Desde cuándo? Desde tiempos infinitos ¿Hasta cuándo? Hasta tiempos infinitos. Las respuestas también lo son.
Por ello, aunque no las comparta, respeto el derecho de los seres humanos a buscar respuestas divinas, preguntas que pueden hacerse, siempre y cuando las mismas no tiendan a justificar el odio y no la solidaridad en el seno de nuestra propia especie, error en el que han caído muchas en uno u otro momento de su historia.
Aquel atrevido intento no fue sin duda un acto improvisado; admito sin embargo que a partir de la experiencia acumulada habría sido mucho más realista y más seguro iniciar aquella lucha por las montañas de la Sierra Maestra. Con los 18 fusiles que logramos reunir después del durísimo revés que sufrimos en Alegría de Pío, en parte por inexperiencia y el incumplimiento de las instrucciones recibidas por el Movimiento en Cuba, y también por la excesiva confianza nuestra en el poder de fuego de los expedicionarios armados con más de 50 fusiles con mirilla telescópica, y su entrenamiento en tiro. Atentos sin embargo a los vuelos rasantes de los aviones de combate del enemigo, descuidamos la vigilancia en tierra y nos atacaron en un pequeño cayo de monte a pocos metros de nosotros. Nunca más nos pudo sorprender de esa forma el enemigo.
En los combates librados después siempre fue al revés, y en las acciones finales, con menos de 300 combatientes, en 70 días de incesante lucha derrotamos la ofensiva de más de 10 mil hombres de sus fuerzas élites. En los combates librados durante dos años siempre los bombarderos y cazas del enemigo en solo 20 minutos solían estar encima de nosotros. No consta sin embargo que haya muerto un solo combatiente por esa causa en aquella dura lucha. Todo cambió en las décadas siguientes con la nueva tecnología desarrollada por Estados Unidos y sumadas a las fuerzas reaccionarias en América Latina y el mundo, aliadas a ellos. Siempre los pueblos encontrarán las formas adecuadas de lucha.
Ustedes estarán allí, en el escenario del primer combate.
Cuando, después de los hechos que se consumaron el 26 de julio, un último carro se acerca y me recoge, monté en la parte trasera del vehículo repleto del personal, otro combatiente se acerca por la derecha; me bajo y le doy mi asiento; el carro parte y me quedo solo. Hasta el momento que me recogieron por primera vez en medio de la calle, con la escopeta semiautomática Browning y cartuchos calibre 12 de balines, trataba de impedir que dos hombres usaran una ametralladora calibre 50 desde el techo de uno de los pisos del edificio central de mando del amplio campo militar; era lo único que podía verse del tiroteo generalizado que se escuchaba.
Los pocos compañeros que con Ramiro Valdés habían penetrado en la primera barraca despertaron a los soldados que allí dormían y, según me explicaron posteriormente, estaban en paños menores.
No pude hablar con Abel ni otros de su grupo que desde un alto edificio al fondo del hospital civil, dominaban la parte trasera de los dormitorios. Yo consideraba que era absolutamente obvio para él lo que estaba ocurriendo. Tal vez pensó que yo había muerto.
Raúl, que estaba con el grupo de Lester Rodríguez, veía con claridad lo que estaba ocurriendo y pensaba que estábamos muertos. Cuando el jefe de esa escuadra decide bajar, toman el elevador, y al llegar abajo, le arrebata el fusil a un sargento que no hace resistencia, ni tampoco los soldados que iban con él. Toma el mando del grupo y organiza la salida del edificio.
Mi preocupación fundamental era en ese momento el grupo de compañeros que supuestamente había ocupado el cuartel de Bayamo y no tenía noticia alguna de nosotros. Por mi parte, contaba todavía con suficientes cartuchos y pensaba vender bien cara mi vida luchando contra los soldados de la tiranía.
De repente aparece otro carro: venía a buscarme; y de nuevo albergo la esperanza de ayudar a los compañeros de Bayamo con una acción en el cuartel del Caney.
Varios carros esperaban al final de la avenida donde yo pensaba tomar la dirección correcta hacia ese punto. Pero el propio compañero que conducía el vehículo que entró para buscarme no la tomó, siguió hacia la casa de donde partimos por la madrugada, allí se cambió de ropa. Yo cambié de arma y tomé un rifle semiautomático calibre 22 con punta de acero, con un poco de más alcance que la calibre 12 de balines, me puse alguna ropa y a varios pasos de allí cruzamos una cerca de púas con aproximadamente 15 hombres armados, uno de ellos herido. Otros dejaron sus armas y tomaron los vehículos tratando de buscar una salida. Conmigo iba Jesús Montané y algunos otros jefes. Caminamos horas aquella calurosa tarde por la falda norte de la Gran Piedra, una elevada montaña que trataríamos de cruzar para dirigirnos hacia el Realengo 18, un camino empinado del que Pablo de la Torriente, excelente escritor revolucionario, escribió que un hombre con un fusil podía resistir a un ejército. Pero, Pablo murió en España combatiendo en la Guerra Civil Española, donde alrededor de mil cubanos apoyaron a ese pueblo contra el fascismo. Lo había leído, pero nunca pude hablar con él, ya había viajado a España cuando yo estudiaba bachillerato.
Nosotros no pudimos ya proseguir hasta aquel realengo y permanecíamos al sur de la cordillera. La zona montañosa preferida por mí para la lucha guerrillera se situaba entre el santuario del Cobre y el central Pilón; planeé por ello cruzar hasta el otro lado de la bahía de Santiago de Cuba por un punto que conocía desde que estudié en el Colegio de Dolores, en la ciudad donde ustedes se reunirán. Gran parte de nuestro pequeñísimo grupo estaba agotado por el hambre y las fatigas. Un herido había sido evacuado y Jesús Montané que apenas podía mantenerse en pie. Otros dos, con menos responsabilidad pero más saludables, marcharían conmigo hacia el occidente de aquellas montañas. Pero los hechos más dramáticos y menos esperanzadores estaban todavía por llegar. En la tarde le dimos instrucciones al resto de los compañeros de esconder sus débiles armas en algún lugar del bosque y dirigirse aquella noche a la casa confortable de un campesino que vivía a orillas de la carretera que iba de Santiago a la playa, que disponía de ganado y tenía comunicación telefónica con la ciudad. Sin duda fueron interceptadas por el ejército. El enemigo de todas formas conocía el área cercana por donde nos movíamos. Antes del amanecer, una escuadra de la jefatura militar fuertemente armada, nos despertó con la punta de sus fusiles. Las venas del cuello, y el rostro de aquellos soldados bien alimentados, se veían latir deformadas por la excitación. Nos dábamos por muertos y en el acto estalla la discusión. Sin embargo no me habían identificado. Al atarme profundamente y preguntarme el nombre, irónicamente les doy uno que usábamos en bromas de la peor especie. No podía comprender que no se dieran cuenta de la verdad. Uno de ellos, con rostro descompuesto, vociferaba que ellos eran los defensores de la patria. Con voz fuerte le respondo que ellos eran los opresores, como los soldados españoles en la lucha de nuestro pueblo por la independencia.
El jefe de la patrulla era un hombre negro que a duras penas podía mantener el mando. ¡No disparen!, les gritaba constantemente a los soldados.
En voz más baja repetía: “Las ideas no se matan, las ideas no se matan”. En una de aquellas ocasiones se acerca a mi y con voz baja dice y repite: “Ustedes son muy valientes, muchachos”. Al escuchar aquellas palabras le digo: “Teniente, yo soy Fidel Castro”; y el responde: “No se lo digas a nadie”. De nuevo el azar se impone con todas sus fuerzas.
El teniente no era oficial del regimiento, tenía otra responsabilidad legal en la región de Oriente.
Más adelante se imponen de nuevo los hechos más importantes todavía.
A los compañeros que debían desmovilizarse les doy instrucciones de guardar las armas, y después los custodiaríamos hasta el punto donde debían hacer contacto con las personas del Obispo.
La opinión pública de Santiago de Cuba había reaccionado con energía frente a los horribles crímenes cometidos por el ejército batistiano contra los revolucionarios.
Monseñor Pérez Serantes, Obispo de Santiago de Cuba, había obtenido algunas garantías favorables a sus gestiones por el respeto a la vida de los revolucionarios prisioneros. A Sarría, sin embargo, le quedaba una batalla por librar contra el mando del regimiento que esta vez delegó la tarea al más connotado esbirro de la carnicería impuesta por el jefe militar de Santiago de Cuba, que le ordenó trasladar los detenidos al Moncada.
Por primera vez en nuestra Patria los jóvenes habían entablado una lucha semejante frente a lo que fuera hasta el Primero de Enero de 1959: una colonia yanki.
Al llegar a la casa del vecino junto a la estrecha carretera que une la ciudad con la playa Siboney, un pequeño camión esperaba. Sarría me sentó entre el chofer y él. Cientos de metros más adelante se topan con el vehículo del comandante Chaumont que demanda la entrega del prisionero. Como en una película de ciencia ficción el teniente discute y afirma que no entregará al prisionero, en vez de eso lo presentará al Vivac de Santiago de Cuba y no a la sede del regimiento. Es así como el hecho rememora una inusual experiencia.
Es imposible en tan breve tiempo expresarle a nuestros ilustres visitantes las ideas que suscitan en mi mente los increíbles tiempos que estamos viviendo.
No puedo pensar que dentro de 10 años, en el 70 aniversario, escribiría un libro. Desgraciadamente nadie puede asegurar que habrá un 70, un 80, un 90, o un centésimo aniversario del Moncada. En la Conferencia Internacional sobre el Medio Ambiente, de Río de Janeiro, dije que una especie estaba en peligro de extinción: el hombre. Pero entonces creía que sería cuestión de siglos. Ahora no soy tan optimista. De todas formas nada me preocupa; seguirá existiendo la vida en la inabarcable dimensión del espacio y el tiempo.
Mientras tanto digo solo algo, ya que cada día amanece para todos los habitantes de Cuba y del mundo:
Los líderes de cualquiera de las más de 200 naciones grandes y pequeñas, revolucionarias o no, necesitan seguir viviendo. Tan difícil es la tarea de crear la justicia y el bienestar, que los líderes de cada país necesitan autoridad, o de lo contrario reinará el caos.
En días recientes se intentó calumniar a nuestra Revolución, tratando de presentar al Jefe de Estado y Gobierno de Cuba, engañando a la Organización de Naciones Unidas y a otros jefes de Estado, imputándole una doble conducta.
No vacilo en asegurar que aunque durante años nos negamos a suscribir acuerdos sobre la prohibición de tales armas porque no estábamos de acuerdo en otorgar esas prerrogativas a ningún Estado, nunca trataríamos de fabricar un arma nuclear.
Estamos contra todas las armas nucleares. Ninguna nación, grande o pequeña, debe poseer ese instrumento de exterminio, capaz de poner fin a la existencia humana en el planeta. Cualquiera de los que tales armas poseen, dispone ya de suficientes para crear la catástrofe. Jamás el temor a morir, ha impedido las guerras en ninguna parte del planeta. Hoy no solo las armas nucleares sino también el Cambio Climático es el peligro más inminente que en menos de un siglo puede hacer imposible la supervivencia de la especie humana.
Un líder latinoamericano y mundial, al que deseo rendir hoy especial tributo por lo que hizo a favor de nuestro pueblo y a otros del Caribe y del mundo es Hugo Chávez Frías; él estaría aquí hoy entre nosotros si no hubiese caído en su valiente combate por la vida; él como nosotros no luchó para vivir; vivió para luchar.

viernes, 26 de julio de 2013

26 de Julio, el día más grande


El Presidente cubano Raúl Castro Ruz acompañó a los líderes latinoamericanos y caribeños presentes en los actos por el Anviersario 60 del Asalto a los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes a un recorrido por las instalaciones de la otrora fortaleza militar de Santiago de Cuba, convertida con el triunfo de la Revolución en Ciudad Escolar 26 de Julio.
Por Ernesto Pantaleón Medina
Todos los años se componen de 365 días, de acuerdo con las convenciones acordadas mundialmente hace  bastante tiempo, y  a su vez, cada día cuenta con 24 horas.
Hasta ahí solo afirmaciones intrascendentes de este comentador, pero que sirven de punto de partida para abordar una fecha, de entre las muchas que recoge la historia de Cuba, relacionadas con hechos significativos del acontecer patrio.
Me refiero al 26 de julio de 1953, jornada épica en que un pequeño grupo de jóvenes asaltaron dos fortalezas, una de ellas la segunda en importancia en el país, valladares tras los que se resguardaban las torturas y asesinatos tan frecuentes durante la dictadura de Fulgencio Batista.
Día grande entre los grandes para los habitantes de la isla, 24 horas que marcaron el renacer de los anhelos libertarios que engendraron mambises de la talla de Carlos Manuel de Céspedes, Antonio Maceo, Máximo Gómez (el inmenso e imprescindible dominicano), Ignacio Agramonte y tantos otros.
Era en 1953, calendario  en que José Martí, el apóstol de la independencia cubana, cumpliría 100 años, y  la obra por la que ofrendó su vida deslumbrante, se apagaba entre los atropellos, el hambre, la miseria y la iniquidad.
Por eso puede calificarse aquel día 26 como el del renacer, como  la diana que entonaron los disparos de un puñado de valientes dispuestos a morir antes que continuar esclavos, y que despertaron todo un pueblo de Maisí a San Antonio.
Eran  Santiago y Bayamo los escenarios donde se realizaron las acciones, con más valor histórico y moral que militar, y aunque al final la esquiva victoria dio la espalda a los revolucionarios guiados por Fidel, el desigual combate sirvió para mostrar a los tímidos e irresolutos que existía  un único  camino, el de las armas, para derrocar al tirano.
Llegaron la prisión y el exilio, los días luminosos de la partida del Granma desde u n puerto hermano en México, y más tarde las duras jornadas del desembarco, la sorpresa y la masacre de  una tropa expedicionaria bisoña, hambrienta y enferma.
Pero nacía allí el Ejército Rebelde en el  suelo fértil de la Sierra Maestra, y la gesta de los barbudos rescató para siempre,  el primero de enero de 1959, la dignidad y la justicia que parecían   perdidas para siempre.
Hoy Santiago de Cuba, la de hospitalidad inigualable, la de valentía y  fidelidad a toda prueba, viste nuevas galas tras  meses en que sus hijos la reconstruyeron luego del  paso de un huracán devastador.
Sonríen los habitantes de la oriental provincia, y bailan jubilosos al son de contagiosa conga callejera, pero no olvidan que el  presente tuvo  su semilla un día, el número 26, de un mes, julio, aquel año 1953 en que todo  parecía perdido y tanto se recuperó.

viernes, 19 de julio de 2013

CUBA TRANSFORMA LA ECONOMÍA Y TAMBIÉN LAS RELACIONES DE TRABAJO



Por José Gilberto Valdés  
Between July 20 and October 15 referendum  is submitted to the new Labour Code, as agreed in the Cuban Parliament. Now when undertaking the economic and social development of the country, there must be appropriate labor legislation, which introduces changes in jobs, wages, social security and state and private employers
Foto tomada de Cubadebate /Desfile Primero de Mayo
 Junto a la actualización del modelo económico, entre el 20 de julio y el 15 de octubre se somete a consulta popular el Anteproyecto de Ley Código de Trabajo, según lo acordado en el Parlamento Cubano.
El actual Código de Trabajo  consagra desde el año 1985 las aspiraciones socialistas en las relaciones laborales del Estado de obreros y campesinos creado por la Revolución.
En treinta años, como consecuencia del desarrollo de las fuerzas productivas en la Mayor de las Antillas, fue necesaria la modificación de siete de sus catorce capítulos, sencillamente la mitad de su cuerpo legislativo.
Ahora  cuando se emprenden el perfeccionamiento económico y social del país,  es necesaria una adecuada normativa laboral, en la que se introducen cambios en temas de “empleo, salario, seguridad social y empleadores estatales y particulares”, según destaca Ulises Guilarte de Nacimiento, presidente de la Comisión Organizadora del XX Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC).
Se aprecia en la lectura del documento sometido a discusión  que el nuevo proyecto  respeta los principios fundamentales del derecho al trabajo, contenidos en la Constitución de la República, los convenios de la Organización Internacional del Trabajo y el estudio comparativo con legislaciones similares de 16 países.
El nuevo Código es esencialmente normativo y contiene 12 políticas de aplicación general, así como 13 para el sector estatal y cinco para el área no estatal.
Los medios de comunicación dan a conocer  la celebración de unas 80 mil asambleas sindicales, en las que serán de sumo valor las opiniones de los trabajadores para elaborar un texto final de la nueva legislación laboral, digna de estos tiempos.

LOS CAMBIOS FUNDAMENTALES QUE SE PROPONEN SON:
1– Establece que los contratos de trabajo pueden concertarse por tiempo indeterminado y por tiempo determinado. El contrato por tiempo indeterminado no expresa la fecha de terminación. El contrato por tiempo determinado o de ejecución de un trabajo u obra se concierta para realizar labores eventuales o emergentes, para sustituir trabajadores ausentes en los términos que establece la ley y para labores discontinuas y de temporada.
2– Suprime el trámite del traslado institucional del expediente laboral, a la terminación de la relación de trabajo y establece la entrega al trabajador para su custodia.
3– Regula que los trabajadores pueden estudiar bajo el principio de utilizar su tiempo libre y esfuerzo personal y en el caso de los que estudian en cursos por encuentros tienen el derecho de hasta quince días de sus vacaciones acumuladas para las actividades docentes.
4– Modifica los términos para concluir la relación de trabajo por iniciativa del trabajador, dispone treinta días hábiles para los contratos por tiempo indeterminado, quince para los contratos determinados o para la ejecución de un trabajo u obra. En el caso de los cargos técnicos que requieran como requisito para su desempeño poseer nivel superior, el término de aviso previo es de hasta cuatro meses para ambos tipos de contratos.
5– Establece el deber de los recién graduados de cursos diurnos de la educación superior, de cumplir el servicio social en la entidad donde son asignados. Los recién graduados de la educación media superior profesional, sólo cumplen el servicio social, los que en correspondencia con la demanda de fuerza de trabajo calificada, son asignados a una entidad al graduarse.
6– Regula en las relaciones de trabajo entre trabajadores y personas naturales autorizadas a actuar como empleadores, que las partes acuerdan las condiciones en que se desarrolla la labor y dispone condiciones mínimas en cuanto a formalización, cláusulas de los contratos, retribución, descanso, vacaciones y protección, seguridad e higiene; a garantizar por el empleador, así como las causas de terminación.
7– Flexibiliza la jornada de trabajo semanal que puede establecerse entre 40 y 44 horas. Ratifica la jornada diaria de 8 horas, que puede llegar a 9 horas en determinados días, sin sobrepasar 44 horas semanales. Autoriza a los jefes de los órganos, organismos, entidades nacionales y organizaciones superiores de dirección empresarial para aprobar jornadas diferentes a la normal, siempre que no sean de larga duración, ni conlleven días consecutivos de descanso.
8– Establece que el empleador y el trabajador pueden acordar simultanear el cobro de las vacaciones acumuladas y el salario por el trabajo realizado, garantizando el descanso efectivo mínimo de siete días.
9– Regula el otorgamiento de licencias no retribuidas a trabajadores con responsabilidades familiares.
10– Se adiciona como violación de la disciplina de trabajo: modificar el expediente laboral o aportar documentos carentes de autenticidad para mediante engaño obtener beneficios laborales o de seguridad social.
11– Elimina las medidas disciplinarias de suspensión hasta un año del derecho escalafonario; la suspensión por un período de hasta un año del derecho a ser elegido o designado en órganos o comisiones del centro de trabajo y la pérdida de honores otorgados por méritos en el trabajo; por su bajo nivel de utilización. También es eliminada la medida de suspensión del derecho al cobro hasta un año, parcial o totalmente de la parte del salario que le corresponde por el coeficiente de interés económico-social, u otros pagos sujetos al cumplimiento de determinados indicadores o condiciones, atendiendo a su limitado ámbito de aplicación con respecto a la multa.
12–Regula la solución de los conflictos en las entidades estatales donde se aplica el Sistema de Justicia Laboral, con la actuación del Órgano de Justicia Laboral (integrado por representantes de la administración, la organización sindical y trabajadores electos en asamblea); como primera instancia para que los trabajadores puedan reclamar las medidas disciplinarias y sus derechos  de trabajo. Cuando las medidas disciplinarias son las de traslado definitivo de cargo o la separación de la entidad y en los casos de derechos, el trabajador o la administración que esté inconforme con la decisión del Órgano de Justicia Laboral puede presentar reclamación ante la autoridad administrativa inmediata superior del que aplicó la medida o que tomó la decisión de derecho, la que para adoptar su decisión consulta al sindicato. Contra lo dispuesto por la autoridad administrativa superior, los trabajadores pueden establecer reclamación ante los tribunales municipales populares especializados en derecho laboral. Contra lo resuelto por estos, en materia de disciplina y de derechos de trabajo, no procede recurso en lo administrativo, ni en lo judicial.
http://www.trabajadores.cu/wp-content/uploads/2013/07/Anteproyecto-Ley-Codigo-TRabajo-Cuba-2013.pdf

miércoles, 17 de julio de 2013

AMANECER LUCTUOSO EN SANTIAGO

Por José Gilberto Valdés
El  intenso tiroteo de armas de diverso 
Cuartel Moncada. Foto: Ismael Francisco/Cubadebate

calibre sacó del letargo en que se encontraba laciudad de Santiago de Cuba aquella madrugada del 26 de julio, tras una de las activas jornadas carnavalescas que se celebraban ese mes.
Por la multitud de testimonios conocidos en el trascurso de 60 años, no es difícil imaginarse a los santiagueros saliendo a las calles para esclarecer la gran confusión ¿Qué es lo que pasa? ¿Dónde es la cosa? Poco a poco  trascendía de boca en boca el rumor: …están asaltando al cuartel Moncada…  Mientras pasaban las horas del combate, surgían nuevas preguntas tales como ¿Quiénes son esos locos? En el caudal de dudas, algunos afirmaban que eran los mismos soldados…


“El Moncada pudo haber sido tomado, y si hubiéramos tomado el Moncada derrocamos a Batista, sin discusión alguna. Nos habríamos apoderado de algunos miles de armas. Sorpresa total, sumada a la astucia y el engaño al enemigo. Todos fuimos vestidos de sargentos, simulando el antecedente del golpe de los sargentos, dirigido precisamente por Batista, en el año 1933 (…)En Santiago de Cuba les hubiera llevado horas reponerse del caos y la confusión que se generaría en sus filas, dándonos tiempo para los pasos subsiguientes”. (Ramonet, Cien Horas con Fidel)
Desde meses anteriores al 26 de Julio, el trabajo clandestino revolucionario se hacía cada vez más intenso en el occidente de la Isla  con el fin de seleccionar  entre un millar de voluntarios a los 120 futuros asaltantes al cuartel Moncada –la segunda fortaleza del país albergaba  1 500 hombres-  y el grupo de 40 que atacaría el de Bayamo,  encargado de asegurar la retaguardia ante el posible contraataque del enemigo.
En capital del país, en absoluto secreto, se confeccionaban una parte de los uniformes similares a los del ejército y también se compraban alguna ropa de ese tipo con la excusa de que era para trabajadores del campo. También se adquirían en armerías las escopetas y fusiles de caza, con las cuales se enfrentarían al armamento grueso calibre del cuartel. Todo el dinero empleado para estos fines procedía de los bolsillos de los propios combatientes, que hicieron sacrificios incalculables para contribuir a la lucha contra la tiranía de Fulgencio Batista.
En abril, las afueras de Santiago de Cuba, se alquila una finca con el pretexto  de organizar una granja de pollos. Pocos días antes del asalto al Moncada fueron trasladados hacia la granjita los alijos de armas, que fueron ocultadas en un pozo, los uniformes y otros pertrechos.
Prácticamente horas antes del ataque, los revolucionarios arriban a la ciudad  tras el viaje desde La Habana en automóvil y  se alojaron en casas de huéspedes, previamente alquiladas. El inusitado movimiento de personas, sobre todo jóvenes, se apreciaba normal por los festejos del carnaval. En la noche del 25 de julio se concentran en la granjita. Allí conocen la misión.

“ A las 5:15 exactamente atacamos, porque a esa hora los soldados tenían que estar durmiendo y debía ser antes de que se levantaran. (…)El primer carro se detiene al llegar al objetivo, se bajan los hombres rápidamente para neutralizar a los centinelas y quitarles las armas. (…) La presencia de esa patrulla cosaca, originada al parecer por los carnavales,  era algo que desconocíamos y, por su proximidad a la posta de la entrada, nos creó graves trastornos. (…) El tiroteo se generaliza. Las sirenas de alarma comienzan a rugir mezcladas con los disparos y a emitir infernal e incesante ruido. (…) El combate se libra fuera del cuartel, la enorme y decisiva ventaja de la sorpresa se había perdido.(…) El cuartel podía haber sido tomado con el plan elaborado. Si fuera a hacer de nuevo un plan para una misión como aquélla, lo haría exactamente igual. (Ramonet, Cien Horas con Fidel)
http://www.radiorebelde.cu/26-julio-rebelde/fidelhablamoncada1.html
http://www.prensa-latina.cu/Dossiers/Moncada/Asalto.html
http://alocubano.wordpress.com/2011/07/21/fidel-habla-del-moncada/

sábado, 13 de julio de 2013

DEBATEN RETOS ACTUALES DE LA PRENSA EN LA ACTUALIDAD ECONÓMICA Y SOCIAL EN CUBA

Añadir leyenda


La necesidad de una prensa que ponga por delante en su trabajo siempre la pasión por la verdad, dedicaron su atención los delegados al IX Congreso de la Unión de Periodistas de Cuba, en una jornada que contó con la presencia de Miguel Díaz-Canel, miembro del Buró Político del Partido Comunista y Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros.
Intervenciones especiales como las de Rosa Miriam Elizalde o Raúl Garcés, dieron paso a un debate que tuvo como eje central a la prensa como sistema, y las aspiraciones y escenarios en los cuales se desenvuelve actualmente. 
En ese sentido, la periodista Rosa Miriam Elizalde, explicó cómo factores entre los cuales se encuentran las complejidades materiales en las que se desenvuelve la labor periodística, así como las excesivas regulaciones externas a los medios influyen en la desprofesionalización del sector, así como en el no abordaje de temas sustanciales y críticos para la sociedad cubana.
Existen problemas muy complejos acumulados por mucho tiempo, y entre todos debemos encontrar las respuestas, señaló el colega Raúl Garcés, quien ratificó la importancia de trabajar a la vez en el ámbito de la realidad y las percepciones sobre la sociedad cubana actual y los cambios que en ella están ocurriendo.
La mayoría de las intervenciones en el encuentro aludieron al periodismo que requiere el socialismo en el escenario mediático actual, la profesionalidad, y las limitaciones en el acceso a las fuentes de información.
Los delegados refirieron que, en el contexto de la actualización del modelo económico y social en esta nación caribeña, hay conciencia de que la comunicación y el periodismo también deben renovarse.
Los participantes expresaron la importancia de actualizar el discurso mediático e incrementar la crítica, no aquella complaciente o por encargo, sino la que lleva al mejoramiento del entorno, enfatizaron muchos de los asistentes.
Hicieron referencia, asimismo, a la necesidad de establecer el marco legal sobre las responsabilidades de las fuentes y los periodistas en torno a la información.
(Recopilación de informaciones de Prensa Latina, Juventud Rebelde y Radio Reloj)
Más fotos en: 
ttp://www.flickr.com//photos/radio_cubana/sets/72157634628117504/show/


viernes, 12 de julio de 2013

ANTONIO MOLTÓ NUEVO PRESIDENTE DE LA UNIÓN DE PERIODISTAS DE CUBA


El Primer Pleno del Comité Nacional, en la víspera del inicio del IX Congreso de la Unión de
Este año recibió la Llave de la Ciudad de Santiago de Cuba
Periodistas de Cuba (UPEC) eligió presidente de la organización a Antonio Moltó Martorell y como primera vicepresidenta a Aixa Hevia González.
También fueron electos vicepresidentas Bárbara Doval y Belkis Pérez Cruz. Quedaron como miembros de la Presidencia de la UPEC, no profesionalizados, Rosa Miriam Elizalde, Arleen Rodríguez Derivet, José Alejandro Rodríguez, Ariel Terrero, Angélica Paredes, Raúl Garcés y Yosvani Albelo. 
El Comité Nacional está integrado por 56 miembros y efectuó su  Pleno en la Casa de la Prensa.
Antonio Moltó Martorell ha dedicado más de 45 años al ejercicio del periodismo militante, creador y analítico en defensa de la obra de la Revolución en Cuba, fundamentalmente desde emisoras de radio en su natal  Santiago de Cuba, al oriente de la Isla, y a través de las ondas nacionales de Radio Rebelde, en La Habana.
Personalmente he tenido la oportunidad de apreciar otra de las aristas que han caracterizado a Moltó: el constante desvelo por la formación de profesionales de la prensa, de ahí su respaldo incondicional a la fundación de escuelas de  periodismo, entre ellas la de Santiago de Cuba, así como el impulso a todas las variantes de capacitación en el sector periodístico.
Con más de 70 años de edad, además de su cargo como Vicepresidente de la UPEC, realizaba funciones de  director del Instituto Internacional de Periodismo "José Martí".
Ha recibido los premios "José Martí" y  "Juan Gualberto Gómez".
 (José Gilberto Valdés)

http://islalsur.blogia.com/2009/031410-un-cafe-con-antonio-molto.ph

CINCO AÑOS DESPUÉS, LAS LLAMAS VUELVEN A DEVASTAR A LA TIENDA “EL ENCANTO”, EN LA CIUDAD DE CAMAGÜEY


Una nota difundida en las redes sociales  por  la periodista
En abril de 2008 un incendió destruyó la tienda "El Encanto"
Carmen Luisa Hernández, jefa de información del semanario provincial
 ADELANTE, da a conocer que alrededor de las 5:00 p.m. de la tarde de este 12 de julio se reportó un incendio en el segundo piso de la tienda “El Encanto”, de la ciudad de Camagüey.
El canal de televisión local transmite reiteradamente un reportaje del periodista Orestes G. Casanova en la que se informa que el siniestro no llegó a grandes proporciones y se originó en un almacén de zapatos, al parecer por un corto circuito.
Autoridades del Cuerpo  de Bomberos anuncian como controlado el incendio y que luego  se realizará el trabajo de los peritos para determinar la causas.
Se destaca además la labor de los trabajadores del centro comercial en la evacuación de los clientes, las mercancías y útiles de oficina de esta tienda por departamentos, ubicada en la calle Maceo, del Centro Histórico de la ciudad de Camagüey.
Al cierre de esta nota NO se reportan pérdidas de vidas humanas, ni se conoce la cuantía de las pérdidas materiales.
La periodista Carmen Luisa Hernández rememora que “El Encanto” fue víctima de un incendio de grandes proporciones en abril del 2008, y totalmente remozada la tienda reabrió en diciembre de ese mismo año.

sábado, 6 de julio de 2013

LA ECONOMÍA DE CUBA SE MUEVE CONTRA VIENTO Y MAREA


El ministro de Economía y Planificación, Adel Yzquierdo  dio a conocer el primer semestre del
año en curso el Producto Interno Bruto (PIB) de Cuba creció un 2.3 por ciento.
CONTRA EL VIENTO: El porcentaje es superior a los resultados en igual período del año anterior, no obstante las afectaciones causadas por el Huracán Sandy.  El país ha invertido 6 mil 980 millones de pesos en las tareas de recuperación tras el paso destructor del fenómeno meteorológico por la región oriental de la Isla en octubre de 2012. Ha sido el meteoro que más daño ha causado en el país los años recientes.
CONTRA LA MAREA: El ministro informó que  otra “gran erogación es la que se hace para importar alimentos, toda vez que se han gastado alrededor de 2 mil millones de dólares para ese menester, un cifra grande aunque inferior por los esfuerzos realizados para comerciar en el exterior con menores precios y sustituir importaciones”.
Otros contratiempos en la etapa han sido “la depreciación del níquel en el mercado internacional, que casi no genera ganancias y la disminución de la cifra de turistas que llegaron a Cuba, aunque aumentó el ingreso promedio de los visitantes”.
Durante su comparecencia en sesión del I Período Ordinario de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular,  el también vicepresidente del Consejo de Ministros, explicó que la mayoría de las actividades crecieron, en mayor proporción el comercio, la industria manufacturera, las comunicaciones y el transporte, lo cual favoreció a que se lograra balanza comercial positiva en los primeros seis meses, una realidad que debe repetirse a finales de 2013.
Encima, apuntó, es estable el estado de las finanzas internas, por lo que no debe sobrevenir un proceso inflacionario en los próximos meses.
El máximo órgano de gobierno del país para la actual Legislatura quedó constituido el 24 de febrero pasado y está integrado por 612 diputados en representación de los 168 municipios de la nación, electos por el voto secreto y directo de más de siete millones 800 mil cubanos.

http://www.granma.cubaweb.cu/2013/07/07/nacional/artic22.html

(Con información de Cubadebate)

lunes, 1 de julio de 2013

SEGUNDO “PALO DE AGUA” EN EL OCCIDENTE CUBANO


Un temporal de lluvias provocó inundaciones por la crecida de un río en la provincia de Pinar del Río, en el extremo oeste de Cuba, menos de un mes después de que un fenómeno similar provocara severos daños en la zona, según informa hoy EFE.

Las copiosas precipitaciones registradas en las últimas horas en Pinar del Río desbordaron los cauces del río Cuyaguateje, que inundó áreas de la localidad Isabel Rubio y la incomunicó por carretera con el municipio de Guane, según la Agencia de Información Nacional (AIN).

Las aguas del Cuyaguateje, la cuenca más importante del occidente cubano, alcanzaron una altura de siete metros, por lo que las autoridades y la población permanecen atentas al comportamiento del clima.

 El Instituto de Meteorología de Cuba (Insmet) informó hoy que los acumulados más significativos en la red de estaciones meteorológicas se reportaron en Pinar del Río, 163,6 milímetros de lluvia, Isabel Rubio, 134,6, San Juan y Martínez, 124,5, y en la Isla de la Juventud, Nueva Gerona, 161,8, y La Fe, 140,3 milímetros.

Prensa Latina agrega que esta situación está asociada a una onda tropical activa sobre el mar Caribe occidental, en interacción con una vaguada superior sobre el sudeste del golfo de México.

Por ello se mantendrá todavía alta la probabilidad de lluvias sobre la región occidental para las próximas 24 a 36 horas, principalmente en la tarde y principios de la noche, agrega el Insmet.

En un reporte de hoy  lunes, esa institución refirió a  julio como el mes que menos precipitación aporta al período lluvioso en Cuba.

No obstante, ocurren chubascos y tormentas eléctricas, principalmente durante la tarde y primeras horas de la noche, asociadas al paso de sistemas migratorios de la zona tropical, tales como las ondas y las bajas tropicales, así como al calentamiento diurno.

Otro temporal de intensas lluvias que azotó Pinar del Río en la primera semana de junio causó "pérdidas severas" en la agricultura y dejó más de 1.900 viviendas dañadas, 437 inundadas y al menos 2.600 personas evacuadas, de acuerdo con datos oficiales.

(FUENTES AIN, PL Y  EFE)