lunes, 29 de junio de 2009

EL GORILA DE TURNO


La foto tomada de un blog (El Trompudo) es evidente del sentimiento que muchas personas tienen en el mundo de repudiar el golpe militar en la hermana República de Honduras.

Con su certero desenfado, el presidente venezolano Hugo Chávez llamó "Goriletti", a Roberto Micheletti, durante su intervención en una rueda de prensa en la ciudad de Managua, Nicaragua. No hay otra manera de describir la imagen civil del “presidente” impuesto inconstitucionalmente por la oligarquía, promotora del golpe de estado del pasado domingo, con el fin de impedir que el pueblo hondureño participara en una consulta si quiere o no una Asamblea Nacional Constituyente, lo cual es todo un procedimiento legal y expresión de democracia.

"Goriletti" acusaba Manuel Zelaya de intentar ser reelegido como presidente con esta modificación a la ley fundamental. Pero este empresario de origen italiano pertenece a la llamada vieja guardia del Partido Liberal y ha sido reelecto durante 28 años como diputado del Congreso Nacional Hondureño. ¿Entonces?

El nefasto "Goriletti" impuso un toque de queda en la nación centroamericana, donde se viven momentos tensos del enfrentamiento de hombres y mujeres a la soldadesca, que ya ha ocasionado muertos, heridos y cientos de prisioneros entre los manifestantes que demandan el regreso incondicional del presidente Manuel Zelaya.

Es un retorno a las dictaduras de corte fascista y ultraderechista que en Honduras tiene antecedentes en el gobierno tiránico de Tiburcio Carias Andino, que controló el país desde 1933 a 1948, con el respaldo de “vecinos” y bananeras norteamericanas.

La agencia cubana de información AIN ha publicado una cronología de las sucesivas tiranías que ha sufrido ese pueblo centroamericano:

1956: En octubre de 1956, un golpe militar destituye al presidente Julio Lozano Díaz.

Se forma una Junta Militar compuesta por el general Roque J. Rodríguez, el coronel Héctor Caraccioli y el ingeniero Roberto Gálvez Barnes. Gobierna hasta 1957.

1963: En octubre de este año, el coronel Osvaldo López Arellano llega al poder tras liderar un golpe de Estado, deponiendo así al presidente Ramón Villeda.

López Arellano gobierna hasta 1971 con un gabinete militar.

1972: Tras un breve mandato de Ramón Ernesto Cruz, López Arellano perpetra un nuevo golpe de Estado que le mantiene en el poder hasta 1975.

Después de un escándalo relacionado con el pago de un soborno por parte de una empresa estadounidense, López Arellano deja el poder.

1978: Golpe de Estado contra Juan Alberto Melgar. El triunvirato formado por Policarpo Paz García, Domingo Álvarez Cruz y Amílcar Zelaya Rodríguez constituye la nueva junta militar que gobierna Honduras hasta 1980.
Policarpo ejerce como presidente hasta 1982. Le sustituye Roberto Suazo Córdova, elegido en las urnas y quien forma el primer gobierno civil hondureño en más de un siglo. Sin embargo, la enorme influencia del Ejército en la política del país no desaparece. (Fuentes: BBC Mundo e Internet)

POR HONDURAS DEFENDEMOS LA DIGNIDAD Y LA INTEGRACIÓN LATINOAMERICANA

Con múltiples expresiones de solidaridad, los cubanos de todas las edades, oficios y profesiones, condenan el golpe de estado del pasado domingo contra el presidente constitucional de Honduras Manuel Zelaya.

Igualmente, en mítines y opiniones personales, los hombres y mujeres de la Gran Antilla reafirman el apoyo incondicional al pueblo hondureño que ha salido a las calles, a pecho descubierto, para enfrentar la barbarie impuesta por los golpistas militares y la desesperada manipulación de los sectores oligárquicos.

En la ciudad de Camagüey, una de las primeras villas fundadas por los españoles en el Nuevo Mundo, tuve la oportunidad de ser testigo de la manera en que se expresa el pensamiento enérgico contra la opresión de la verdadera democracia.

Los periodistas de los medios de comunicación en esta provincia de Camagüey, hicieron una pausa en su labor, para consignar sus demandas a favor del sufrido pueblo hondureño.

En esa mañana de lunes, más que antes, aprecié el valor de las palabras de la colega Miozotis Fabelo Pinares, Premio Nacional de Periodismo “José Martí”, cuando describía las experiencias compartidas con médicos cubanos y las comunidades apartadas de la geografía de la República de Honduras.

“No puedo menos que recordar a los indígenas que conocí en Puerto Lempira – corresponsal de la emisora nacional Radio Rebelde -- a los de la etnia Tawahka, allá en las selvas del Río Patuca, a los niños y a los jóvenes garífunas, quienes por primera vez recibían atención médica, y que tampoco sabían leer y escribir. A los hombres y mujeres que nunca habían visto un automóvil, porque en sus comunidades no existen carreteras ni caminos, sólo los ríos Patuca y Coco como vías de comunicación para enlazar esos olvidados asentamientos, y una destartalada avioneta, en la que daba miedo volar…si se tenía mucho dinero.”

En sus reflexiones, esta periodista, quien hace 26 años fue fundadora de Televisión Camagüey, destaca “a los combativos trabajadores de Stibys, en san Pedro Sula; y a los amigos solidarios de Copán, El Progreso, o Santa Bárbara”

Con manifiesto dolor, la experimentada colega rememora la violencia que imperaba en las calles, como imágenes sacadas de viejas películas del Oeste. “Conocí a las víctimas de las ‘Maras’, en La Ceiba; viajé en los ‘bus’ por todo el país, y padecí la consecuencia de las huelgas de los maestros, los paramédicos y enfermeros, de los transportistas, exigiendo respeto y salario decoroso; y en las calles de Choluteca pude recoger casquillos de balas…”

“Y con el corazón apretado, porque en Cuba nunca lo he visto, añade la periodista Miozotis Fabelo, encontraba a cada paso, en las calles de San Pedro Sula o de Tegucigalpa, a los niños tirados en las aceras, drogados con sólo inhalar un pegamento de venta común en cualquier tienda; y cientos de ellos pidiendo un ‘lempira’ para comer, y otros, sobreviviendo con unas frutillas que crecen silvestres”.

Todos los presentes en esta reunión de profesionales de la prensa escrita, radial y televisiva, y estudiantes de periodismo camagüeyanos coincidimos con la serie de cuestionamientos de la intervención de esta colega, ganadora del Premio Internacional de la Cruz Roja: “¿Qué futuro ofrecen los golpistas a esos tawahkas, garífunas, niños y jóvenes, mujeres y ancianos pobres de esa nación?”

“¿El golpe pretende regresar a aquel estado de insalubridad, analfabetismo y miseria que conocí antes del gobierno del Presidente Zelaya?

¿Eso es lo que pretende imponer el ilegal y fascista seudo-presidente, puesto por la fuerza de los militares en Honduras?

¿Es que acaso les duele que el pueblo recobre sus verdaderos derechos, que el pueblo tenga acceso a una vida plena, que los hondureños vivan con dignidad, y no, marginados en su propia tierra?”

Por la convocatoria en las palabras de Miozotis Fabelo, todos los presentes afirmamos sumarnos a la idea de que Cuba no les fallará a sus hermanos hondureños. Como la periodista camagüeyana apuntó: “La solidaridad no tiene fronteras, y desde nuestras posiciones en la radio, la televisión, los periódicos y los medios en Internet y los blogs personales, exigimos justicia, porque seguiremos defendiendo la democracia y la esperanza, el ALBA de los pueblos de Nuestra América.”


Por José Gilberto Valdés/ Televisión Camagüey

HONDURAS SÓLO TIENE UN PRESIDENTE: ZELAYA

Represión a los manifestantes que, a pecho descubierto enfrentan a los militares golpistas, fuertemente armados, en la ciudad de Tegucigalpa.
Primer muerto y decenas de heridos entre la gente sencilla de pueblo.
Cientos de detenidos que reclaman el retorno al derecho constitucional, y el regreso incondicional al país centroamericano de Manuel Zelaya el presidente elegido por el pueblo en las urnas.
Un alud de dignidad recorre las calles y avenidas de la capital del país. Según despachos de Prensa Latina, los manifestantes están desplegados las cercanías de la Casa Presidencial.
Esa propia agencia informativa, que cumple cincuenta años llevando la verdad al mundo, transmite que las organizaciones sindicales y campesinas y otras fuerzas que integran el Frente de Resistencia Popular en Honduras convocaron a un paro total por tiempo indefinido hasta la derrota de los golpistas.
Esa es la relación de noticias de un pueblo frente al nacimiento de una dictadura, a pesar de la guerra mediática que oculta la realidad interna.
Todos los ojos del mundo están dirigidos a la hermana nación de Honduras, donde la situación es cada vez más tensa.
En Managua, en la sureña vecina Nicaragua, se congregan mandatarios de al menos quince naciones del hemisferio para dar su apoyo al presidente Manuel Zelaya, depuesto el domingo por un golpe de Estado.
En horas de la tarde de hoy, el presidente cubano Raúl Castro declaró en la reunión del Grupo de Río que los derechos del pueblo hondureño han sido pisoteados. En la intervención transmitida por el programa radial y televisivo Mesa Redonda, destacó la gravedad y trascendencia de los hechos en la nación hondureña.
Recordó Raúl las palabras del presidente venezolano Chávez que el momento es de actuar consecuentemente y no perder tiempo. Agregó que en Honduras sólo hay un presidente: Manuel Zelaya.
Por José Gilberto Valdés/Televisión Camagüey