martes, 28 de marzo de 2017

El tinajón se desborda de tradiciones y arte



Por José Gilberto Valdés



Las voluminosas y hermosas vasijas de barro, sello emblemático para los pobladores de la quingentésima ciudad de Camagüey, vuelven a ser pretexto para reunir y disfrutar de las mejores muestras culturales de la localidad, del 22  al 26 de  marzo.



Había una vez, los colonos que establecieron la Villa de Santa María del Puerto del Príncipe el 2 de febrero de 1514, en la Bahía de Nuevitas, encaminaron sus pasos un par de años después hasta al cacicazgo de Caonao, en el interior del territorio, en busca de fuentes de agua y, sobre todo, oro.



Poco tiempo estuvieron en el lugar pues la sublevación de los indígenas provocó el asalto y la quema del asentamiento. Tras la marcha forzosa hacia el este fueron bien recibidos por el cacique Camagüebax,  en una zona  situada entre los ríos Tínima y Hatibonico. Definitivamente, se quedaron en este paraje  distante del mar, favorable para la explotación minera, el desarrollo de la agricultura y sobre todo la ganadería