sábado, 6 de octubre de 2012

CUBA: DÍA DE LAS VÍCTIMAS DEL TERRORISMO


Por José Gilberto Valdés

Anoche, en las astas del Monte de las Banderas, frente a la Oficina de Intereses de Estados Unidos, en La Habana, se izaron estandartes de color negro. Generaciones de cubanos se reunieron en solemne ceremonia para esperar el 6 de octubre, Día de las Víctimas del Terrorismo.
Un documento desclasificado del FBI confirma que Posada y Bosch
 fueron los que desarrollaron la bomba del avión...
 

El tiempo no cura el dolor por la pérdida violenta de la vida de más de tres mil 500 compatriotas en el transcurso de medio siglo de Revolución. Ese es el cruel saldo que ha tenido que pagar de pueblo durante cinco décadas por enfrentarse como el justo David al poderoso Goliat del norte imperial.


Pocos países en el mundo dedican un día del año para recordar a los inocentes muertos por maquinaciones de mentes enfermizas y sedientas de sangre contra objetivos civiles como en Argentina, Colombia y España.

En Cuba se establece esta fecha en homenaje a los 57 cubanos, 11 ciudadanos guyaneses y cinco coreanos, quienes  perdieron la vida en momentos de agonía y desesperación,  a causa de un sabotaje contra una nave de la compañía civil  Cubana de Aviación, el 6 de octubre de 1976, poco minutos después de partir desde la isla de Barbados con destino a la Mayor de las Antillas.

Probada ha sido la responsabilidad como planificadores de la siniestra operación de los contrarrevolucionarios cubanos Orlando Bosch -fallecido el pasado año- y Luis Posada Carriles, quien reside impunemente en los Estados Unidos de América.

Si, ese mismo criminal está cobijado a la sombra del Gobierno norteamericano que se declara paladín de la lucha contra el terrorismo, al tiempo que comete la torpeza de incluir a Cuba entre los países patrocinadores de ese flagelo  criminal, y de esa manera “justificar” el férreo bloqueo económico contra la nación antillana.

La política  de doble rasero en USA, sin embargo, oculta la injusticia cometida desde  hace 14 años contra cinco cubanos que se dedicaban a monitorear las acciones contrarrevolucionarias de la mafia cubana-americana residente en Miami.

El recuerdo de víctimas del vuelo 455, saboteado hace TREINTA Y SEIS años, estremece nuevamente el corazón de los cubanos, quienes sostienen el compromiso de defender a toda costa las conquistas de la Revolución. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario