martes, 23 de octubre de 2012

MÁS RÁPIDO SE COGE UN MENTIROSO QUE UN COJO


Por José Gilberto Valdés

Como un cubo de agua helada  cayó sobre las cabezas de los editores del diario español ABC.es,  la tajante respuesta a los rumores mal intencionados que hizo circular sobre el estado de salud del líder de la Revolución Cubana.

Las redes sociales y otros medios de comunicación se encargaron de multiplicar los cuchicheos de viejas chismosas.

El propio Fidel escribió un irónico desmentido, con evidencia fotográfica, que hoy llama la atención de la prensa internacional y ha colocado en una posición  de cuestionada credibilidad a los plumíferos ibéricos:

"No recuerdo siquiera qué es un dolor de cabeza"

“Muchas personas en el mundo son engañadas por los órganos de información”

“Como constancia de cuan mentirosos son, les obsequio las fotos que acompañan este artículo”.

“Me gusta escribir y escribo; me gusta estudiar y estudio”

Por tierra quedan “las revelaciones del doctor venezolano Rafael Marquina, que dijo hace pocos días a este diario que había «sufrido una embolia masivo en la arteria cerebral derecha», por lo que su salud era «precaria».”

La cubanísima colega Norelys Morales Aguilera escribió en su  Blog “Isla mía”: Hay que imaginar la sonrisa pícara de Fidel Castro ante la tercera muerte anunciada en lo que va de año. No cabe dudas.

Cada cierto tiempo, ha sido necesario apelar a la consabida frase del buen español José Zorrilla  en su “Don Juan Tenorio: Los muertos que vos matáis gozan de buena salud,  ante las sombrías notas que publica el mal español ABC sobre mandatarios que defienden a capa y espada el bienestar de los pueblos latinoamericanos.

La versión digital de referido periódico en INTERNET publicó  en enero del presente año una tendenciosa  información  del mismo médico venezolano emigrado, sobre el  Presidente  Hugo  Chávez  al que le quedarían apenas  solo  unos  meses  de  vida  porque su  “avanzado cáncer  ha hecho  metástasis  en  muchas  partes  de  su organismo,  incluso  los  huesos”.

Entonces, ¿quién era aquel hombre infatigable de boina y camisa roja que siguieron millones de hombres y mujeres durante su campaña electoral, la cual finalizó  con una rotunda victoria en las urnas?

Recuerdo  que hace unos meses razoné  con mis alumnos  de periodismo
 -Universidad de Camagüey-  acerca de este tipo de prácticas en la prensa de pago,  que pone en claro Ignacio Ramonet  en el capitulo  Mentirosos compulsivos, del libro La explosión del periodismo.

No hace falta mucha investigación para suponer al desacreditado  ABC.es entre los complacientes a los encargos  bien gratificados  de ciertas corrientes que se confunden entre políticas contrarrevolucionarias  y órganos de inteligencia del imperio yanqui.

La vida demostró con hechos  la validez del refrán: Más rápido se coge un mentiroso que un cojo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario