viernes, 19 de septiembre de 2014

BRIGADAS MÉDICAS DEL CONTINGENTE INTERNACIONAL “HENRY REEVE” ESTARÁN PRESENTES EN LA LUCHA CONTRA LA EPIDEMIA DEL ÉBOLA



Médicos del Contingente “Henry Reeve” tienen experiencias en enfrentamiento a desastres y grandes epidemias.
El periodista Luis Naranjo, colega de Televisión Camagüey reflexionó sobre la colaboración médica ofrecida a los países del occidente del África afectados por la epidemia del ébola:
La generosidad de Cuba en todos los campos, en bien de la humanidad, es innegable. Ejemplos de solidaridad, amistad y cooperación con los pueblos son evidentes, pues es una sociedad formada por los principios y sabiduría de un estadista como el líder de la Revolución  Fidel Castro, quien en los momentos  complejos internacionalmente ha sabido dar la respuesta oportuna de apoyo incondicional.

Eso es justamente lo que acaba de hacer este país ante el brote de ébola que se extiende por África y ha cobrado ya más de 2 400 muertes. En estos momentos se prepara un contingente de 165 médicos, enfermeras y otros especialistas a Sierra Leona. La respuesta según  expertos en salud, la  "más importante" realizada por un estado desde que estallara la epidemia a principios de este año.
El viceministro de Relaciones Exteriores de la República de Cuba, Abelardo Moreno destacó recientemente en la sesión del Consejo de Seguridad de la ONU dedicada a la lucha contra el Ébola que las brigadas médicas  forman parte del “Contingente Internacional Henry Reeve” —creado en el año 2005— integrado por médicos especializados en el enfrentamiento a desastres y grandes epidemias.
Todos los miembros de ese grupo poseen más de 15 años de experiencia profesional y han laborado en otros países ante desastres naturales y epidemiológicos, así como en misiones de colaboración médica.
Ya se hace habitual esta hermandad de Cuba, cuyos médicos, enfermeros y personal de la salud, en el orden de más de 50 mil personas, han brindado su colaboración en 50 naciones.
El ejemplo de prevención comienza por casa, pues en nuestra Isla no existe hasta el momento ningún caso sospechoso de ébola, ni extranjero dañado con  esa enfermedad, pues desde que se conoció el lamentable hecho, se han reforzado las medidas de seguridad dentro, fuera de las fronteras de nuestro país.
Según Niurka Molina Águila, jefa del Departamento de Control Sanitario Internacional del Ministerio de Salud Pública. "Si bien Cuba no tiene vuelos directos con los países donde se ha documentado la transmisión del virus, su introducción puede darse a través de viajeros internacionales, preferentemente por vía aérea".
La especialista explicó: "De ahí que se estreche la vigilancia para todas las personas procedentes de África y otros continentes de riesgo como América del Sur, América Central, y el Sudeste Asiático; y fundamentalmente para aquellos ciudadanos de los países que han reportado casos de ébola, como Nigeria, Liberia, Guinea Conakry, Sierra Leona y recientemente República Democrática del Congo".
De manera que Cuba redobla su protección ante la sospecha de cualquier brote y a la vez extiende su mano amiga para compartir  recursos humanos especializados con el fin de salvar vidas en otras latitudes, lo que ha sido reconocido por las autoridades sanitarias mundiales y constituye otro ejemplo de la fortaleza de la Revolución cubana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario