lunes, 19 de enero de 2015

CUBA ESTÁ CONMOCIONADA EL DÍA MÁS TRISTE DEL AÑO POR FALLECIMIENTOS DE INTERNACIONALISTAS DE LA EDUCACIÓN Y LA SALUD



Para cubanos llegó el tercer lunes de enero, reconocido desde hace una década como el “Blue Monday” con las tristes noticias del fallecimiento de la pedagoga Leonela Relys, fundadora del programa “Yo sí puedo” y del colaborador Reinaldo Villafranca Antigua, enfermero de la Brigada Médica Cubana que enfrenta la epidemia de Ébola en Sierra Leona.
Leonela falleció en La Habana el sábado, víctima de cáncer. La destacada educadora cubana fue la creadora método de alfabetización, con el cual han aprendido a leer y escribir más de ocho millones de iletrados en el mundo.
El colaborador formaba parte de la Brigada Médica del Contingente Henry Reeve, que se encuentra enfrentando la epidemia de Ébola en Sierra Leona. Arribó a ese país el 2 de octubre del año 2014 y trabajaba en el Centro de Tratamiento al Ébola de Kerry Town, en la capital.


La creadora del programa “Yo si puedo” se convirtió en la coordinadora general de esa labor en Haití y posteriormente en la República Bolivariana de Venezuela, así como contribuyó a la implementación del programa en otros países como Bolivia, Nicaragua, Panamá, República Dominicana, Guinea Bissau y Colombia. El mismo ha sido contextualizado con apoyo de especialistas en más de 30 naciones. Además publicó más de 20 libros para la educación.

La Doctora Leonela nació en Camagüey el 20 de abril de 1947, y con solo 15 años se sumó al ejército de alfabetizadores que en 1961 convirtieron a Cuba en el primer país libre de analfabetismo. Por sus méritos ha recibido medallas y otros reconocimientos nacionales e internacionales.

FALLECIÓ COLABORADOR DE LA SALUD  EN SIERRA LEONA

Por otra parte, el domingo 18 de enero a las 7:00 a.m. hora de Cuba, 12:00 m. hora de Sierra Leona, falleció el colaborador Reinaldo Villafranca Antigua, Licenciado en Enfermería, a la edad de 43 años, del municipio Los Palacios, provincia de Pinar del Río, a consecuencia de un paludismo con complicación cerebral.

Al amanecer del 17 de enero, presentó como primeros síntomas diarreas, asociadas por el propio colaborador a un trastorno alimentario, en la tarde de este mismo día hace fiebre de 38º C, se le realizó prueba de Malaria resultando positiva, iniciando tratamiento antipalúdico por vía oral. Horas después presentó un estado de disociación en tiempo y espacio, manteniendo fiebre alta.

Ante esta situación es trasladado al Hospital de la Armada Británica, ubicado en Kerry Town, donde fue ingresado. Se repite segunda prueba para Malaria que resultó positiva y prueba para el Ébola negativa, situación por la que se le aplicó tratamiento antipalúdico de última generación por vía endovenosa.

Durante la madrugada y horas de la mañana empeoró su cuadro clínico, sin respuesta al tratamiento hasta fallecer.

(Con informaciones de Cubadebate)

No hay comentarios:

Publicar un comentario