jueves, 1 de marzo de 2012

A LAS CAMAGÜEYANAS, CUANDO SE ACERCA EL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

Por José Gilberto Valdés
josegvaldes@gmail.com

A través de cinco siglos, han trascendido las camagüeyanas con su peculiar inteligencia, dulzura y decisión. Son paradigmas la Amalia de Agramonte y la Ana Betancourt de Ignacio Mora, quienes unieron el amor a sus esposos a las ansias independentistas. Se cuenta que cuando fue ejecutado Frasquito Agüero, tras el primer gesto insurgente en MIL OCHOCIENTOS CINCUENTA Y UNO, las mujeres se cortaron el cabello en señal de rebeldía. Podemos citar entre muchas, a Concha Agramonte Boza, quien participó en las dos contiendas y perdió cinco hijos. Las lugareñas fueron desde mensajeras hasta indispensables colaboradoras en plena manigua. En las raíces culturales sobresalieron Gertrudis Gómez de Avellaneda y Aurelia Castillo. No se deja de mencionar a la proverbial belleza de Carmen Zayas-Bazán que cautivó a Martí. Con el paso de los años, despuntaron mujeres en nuevos tipos de lucha como la mulata Felicita Ortiz Córdova, maestra y comunista, o forjadora de arte a la manera de Vicentina de la Torre. En cada generación hasta nuestros días, las camagüeyanas épicas, talentosas y sencillas, han manifestado un don especial de marcar hitos en los 500 años de la historia de la Villa de Santa María del Puerto del Príncipe.

1 comentario: