sábado, 3 de diciembre de 2016

EL PUEBLO CUBANO CONTINUARÁ DEFENDIENDO LAS BANDERAS DEL SOCIALISMO



El Presidente de los consejos de Estado y de Ministros, Raúl Castro evocó al Fidel invicto que con su ejemplo demuestra que “sí se pudo, sí se puede, y sí se podrá superar cualquier obstáculo, amenaza o turbulencia en nuestro firme empeño de construir el socialismo en Cuba”.
Con saludos a los Jefes de Estado, a los representantes de las organizaciones y a los santiagueros y cubanos en general, empezó Raúl su intervención. Señaló el término del recorrido inverso de la Caravana de tributo a Fidel, en la cuna de la Revolución, donde fue recibido con las mismas muestras de amor que en el resto del país.
Mañana sus cenizas serán depositadas en una sencilla ceremonia en el Mausoleo Santa Ifigenia, muy cerca de José Martí, de sus compañeros de lucha en el Moncada, de la clandestinidad, de las luchas independentistas, del Padre de la Patria, y de la legendaria Madre de los Maceos y –agregó- de todos los cubanos.

Cercana también está la del inolvidable Frank País García, quien recordó como fuera asesinado por esbirros de la tiranía batistiana con apenas 22 años, un mes después de que cayera combatiendo su pequeño hermano Josué. La edad de Frank –dijo- no le impidió destacarse como jefe del levantamiento armado en Santiago de Cuba el 30 de noviembre de 1956, en apoyo al desembarco del Granma.
Desde que se conoció, ya tarde en la noche del 25 de noviembre, la noticia del deceso del líder histórico de la Revolución cubana, la tristeza se apoderó del pueblo que –señaló Raúl- profundamente conmocionado se comportó con disciplina en las actividades organizadas y asistió a la firma del compromiso con concepto de Revolución expuesto por Fidel el primero de mayo del 2000.
Entre el 28 y 29 de noviembre, comentó, millones de personas fueron a firmar, y una vez más, en medio del dolor, nos sentimos orgullosos de los niños y jóvenes cubanos que patentizaron su apoyo y fidelidad a los ideales del líder de la Revolución.
En nombre del Partido, el Gobierno y los familiares, reiteró el agradecimiento por todas las muestras de reconocimiento a Fidel, que siguen llegando desde todas partes del planeta.
 “En medio del dolor de estas jornadas, nos hemos sentido reconfortados y orgullosos con el sentir de los jóvenes y niños cubanos que expresan ser dignos continuadores de los ideas de Fidel. Fiel a la ética martiana que ‘toda la gloria martiana cabe en un grano de maíz’, el líder de la Revolución rechazaba el culto a la personalidad, hasta las últimas consecuencias. Incluso, después de fallecido, nunca quiso que su nombre fuera para plazas, calles, instituciones…”, añade.
En concordancia con el pedido de Fidel –señaló el Presidente- llevaremos a la próxima sesión de la Asamblea Nacional la propuesta para que prevalezca su deseo.
El líder argelino Buteflika dijo que ‘Fidel tenía la capacidad de viajar al futuro, regresar y explicarlo’. El 26 de julio de 1989, en la ciudad de Camaguey, el Comandante en Jefe predijo con dos años y medio de antelación la desaparición de la Unión Soviética y el Campo Socialista y aseguró ante el mundo que si seguían esas circunstancias Cuba continuaría defendiendo las banderas del socialismo”, prosigue el presidente cubano.
Más adelante, Raúl recuerda las reuniones del Partido Comunista de Cuba en la etapa del Período Especial en julio de 1994, efectuadas para analizar cómo enfrentar con mayor eficiencia y cohesión los retos de esa difícil etapa, el creciente bloqueo imperialista y las campañas mediáticas dirigidas a sembrar el desánimo en la ciudadanía. “De esas reuniones salimos todos convencidos de que con la fuerza y la inteligencia de las masas cohesionadas bajo la dirección del Partido, sí se podía y se pudo convertir el Periodo Especial en una nueva batalla victoriosa en la historia de la Patria”, dice.
Raúl evoca al Fidel invicto que nos convoca con su ejemplo y demuestra que “sí se pudo, sí se puede, y sí se podrá superar cualquier obstáculo, amenaza o turbulencia en nuestro firme empeño de construir el socialismo en Cuba”.
“En el mundo unipolar y de las transnacionales que surgió después del derrumbe del Campo Socialista, la permanente enseñanza de Fidel es que sí se puede, que el hombre es capaz de sobreponerse a las más duras condiciones, si no desfallece su voluntad de vencer, hace una evaluación correcta de cada situación y no renuncia a sus justos y nobles principios”.
Ante los restos de Fidel, en la Plaza de la Revolución Antonio Maceo, en la heroica ciudad de Santiago de Cuba, juramos defender la Patria y el Socialismo. Y juntos reafirmemos la sentencia del Titán de Bronce: «Quien intente apoderarse de Cuba, recibirá el polvo de sus cenizas anegado en sangre, si no perece en la contienda».
Fidel, ¡hasta la victoria siempre!, termina el General de Ejército.
En la ceremonia precedieron a Raúl, usaron de la palabra dirigentes de las organizaciones de masas y sociales cubanas
Ulises Guilarte, secretario de la CTC: “Gracias a Fidel Cuba es una patria digna”
Rafael Ramón Santiesteban Pozo, Presidente de la ANAP: “Los campesinos cubanos no le fallaremos jamás a la Revolución”
General de División José Antonio Carrillo, Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana: “Descanse en paz Comandante, nunca renunciaremos a su legado, sus enseñanzas están presentes en cada cubano cuando gritamos “Yo soy Fidel”.
 Carlos Miranda, coordinador nacional de los CDR: “Fidel es un país”
Teresa Amarelle, secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC). “Nos sumaste a tus ansias de justicia e igualdad, nos impulsaste a unirnos y organizarnos” “

No hay comentarios:

Publicar un comentario