sábado, 5 de octubre de 2013

EL QUE ODIA Y DESTRUYE



«Los hombres van en dos bandos: los que aman y fundan, y los que odian y deshacen» José Martí

Por José Gilberto Valdés

Hay que ver esa foto del “viejito santo” Posada caminando por la Calle 8 de la ciudad de Miami, junto a secuaces y protectores. Mírenla con la repugnancia  que causa a los cubanos puros y de buena fe. Allí está uno de los confesos autores intelectuales de la muerte de 73 personas, que el 6 de octubre de 1976 viajaban en un avión civil desde la isla de Barbados hacia Cuba.

Recordar esos sucesos aun nos estremece hasta la médula. Desde aquel entonces, sucesivos gobernantes norteamericanos no han dejado de proteger y también de apoyar a este “luchador” por la libertad en América Latina, por la autonomía  para reprimir durante decenas de años a pueblos latinoamericanos y realizar acciones contra la Revolución Cubana.

Los autores materiales del atentado contra la nave de Cubana de Aviación fueron los mercenarios  venezolanos Hernán Ricardo Lozano  y Freddy Lugo. Ellos pusieron las dos bombas que estallaron en pleno vuelo, pero siempre ha sido evidente que uno de los organizadores de la masacre fue el siniestro personaje Luis Posada Carriles.

Un documento desclasificado por el Buró Federal de Investigación  (FBI) recalca:
 (una fuente reservada) confirma que Posada y Bosch fueron los que desarrollaron la bomba del avión…En inglés: "(a confidential source) all but admitted that Posada and (Orlando) Bosch had engineered the bombing of the airline."

Por otra parte, se ha confirmado por documentos de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) que días antes del sabotaje, un informante escuchó casualmente cuando Posada Carriles se ufanaba de que "vamos a golpear a un avión cubano…".

Durante años el asesino ha eludido a la justicia gracias a las acciones y financiamiento, sobre todo, de administraciones y agencias de inteligencia norteamericanas que se consideran paladines en la lucha contra el terrorismo.

¿Quiénes viajaban en el vuelo 455 de Cubana de Aviación?  De los pasajeros y tripulantes, 57 eran cubanos, entre ellos jóvenes esgrimistas que habían ganado las medallas de oro en el Campeonato Centroamericano y del Caribe. Además, 11 guyaneses -- varios eran estudiantes de medicina-- y 5 funcionarios norcoreanos.

Han pasado 37 años desde el horrendo crimen. Generaciones de cubanos rememoran cada 6 de octubre a las víctimas inocentes de ese golpe  artero contra el pueblo cubano. Entonces la injusticia tiembla.

Fuentes Cubadebate, Radio Rebelde y Granma

No hay comentarios:

Publicar un comentario