sábado, 12 de abril de 2014

LOS TRES DIAS DE LA GRAN INSURRECCIÓN CÍVICO MILITAR BOLIVARIANA



 Por José Gilberto Valdés
Una gran insurrección cívica militar, así calificó el fallecido Presidente Hugo Chávez Frías a
los acontecimientos protagonizados por los venezolanos del 11 al 13 abril de 2002 en rechazo a las acciones golpistas.
Doce años después, en la ausencia física del Comandante bolivariano, la situación se ha tornado crítica por acciones violentas  contra  el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela que llevan a cabo grupos de la oposición de la ultraderecha interna,  evidentemente subvencionados por fuerzas del mal, con presupuestos y favoritismo mediático, desde centros de poder en los Estados Unidos.
En las últimas horas, el presidente constitucional de ese país sudamericano, Nicolás Maduro declaró ante gobernadores bolivarianos e integrantes del gabinete gubernamental: En Venezuela no se puede permitir otro golpe de Estado, como el impulsado por la derecha el 11 de abril de 2002”. (www.elonce.com)
Por  su parte, El presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, se refirió a los hechos del 2002 e indicó en un mensaje a través de su cuenta de Twitter que la unión cívico-militar está "más consolidada". (www.ntn24.com)
Personalmente afirmo que una de las coberturas periodísticas de la que me siento orgulloso es la difusión en INTERNET  en aquel abril de las noticias reales, objetivas, en torno al frustrado golpe de Estado contra el presidente venezolano, Hugo Chávez.
En aquellos momentos era incipiente versión digital de Televisión Camagüey en la red de redes y dependía de la colaboración del periódico ADELANTE, que poseía una página establecida en la Web. Sin embargo, nos hicimos notar y de manera muy fuerte - por las referencias de los impactos- para romper las barreras de la desinformación de ciertos medios periodísticos que globalizaban la versión distorsionada del secuestro del mandatario constitucional de Venezuela a manos de los representantes de la oligarquía y serviles oficiales de las fuerzas armadas.
Hoy pretendo recordar, una vez más, una selección de frases del artículo CUARENTA Y OCHO HORAS APRECIANDO LA DIGNIDAD BOLIVARIANA, escrito al calor de los heroicos acontecimientos del pueblo venezolano en defensa de su indiscutible líder Hugo Chávez:
“Desde el amanecer del viernes, los cubanos hemos estado atentos a las transmisiones de la radio y televisión nacionales, procurando noticias en los periódicos, sorprendidos por los graves sucesos que acontecían en la hermana República Bolivariana de Venezuela. (…)
Pronto en nuestros pechos vibró la esperanza… no se había mostrado a la opinión pública la supuesta renuncia de Chávez. Él era entonces un presidente prisionero. ¡Algo inaudito! (…)
La primera voz de aliento se apreció en las comunicaciones telefónicas de la hija de Chávez, quien divulgadas primeras noticias del presidente venezolano, silenciadas al mundo por la cúpula golpista y sus seguidores...pedía que se denunciaran los hechos. Y así se hizo. (…)
Se recuerda que uno de nuestros colegas afirmaba categóricamente: …esperen, esperen que todavía no ha bajado la gente de los cerros…además no puede ser que todos los militares venezolanos hayan cambiado su forma de pensar (…)
Nuevamente el Palacio de Miraflores era un bastión popular y las unidades militares en pleno se sumaban al rechazo al golpe constitucional. Los campesinos avanzaban hacia Caracas. En marcha estaba la repuesta.
En la noche y madrugada, la televisión cubana cedía sus espacios a la restablecida Venezolana de Televisión y entonces los cubanos estuvimos más cerca de los hermanos venezolanos, de sus ministros, oficiales y verdaderos representantes de la revolución bolivariana (…)
En la madrugada del domingo. ¿Quién no pudo ocultar la sonrisa amplia y hasta una lágrima de alegría, cuando se pudo ver, nuevamente, ante las cámaras al presidente Chávez?
Como en aquellos históricos momentos,  los cubanos y amigos de todo el mundo tenemos la oportunidad de apreciar actualmente la dignidad venezolana que se torna cada día más fuerte ante la amenaza de otro zarpazo contra el gobierno constitucional. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario