sábado, 29 de marzo de 2014

MANUEL DE QUESADA, UN GENERAL DE CUBA Y AMÉRICA




  • Primer General en Jefe del Ejército Libertador de Cuba
  • Combatió en México a los invasores franceses

 Por José Gilberto Valdés

El apellido Quesada es uno de los más antiguos de la Villa de Santa María del Puerto del Príncipe (hoy Camagüey) y está relacionado con muchas familias de precursores que emprendieron el camino a la manigua en la lucha independentista de la metrópoli española.
Entre los que ostentan el ilustre  apellido se encuentra Manuel de Quesada Loynaz, nacido el 29 de marzo de 1833 en esta andariega localidad, fundada hace medio milenio por los españoles, en la región centro oriental de la Isla de Cuba.
Criollo de pura cepa, cuando apenas cuenta veinte años de edad se sumó a la organización secreta “Sociedad Libertadora de Puerto Príncipe”. El historiador camagüeyano José Fernando Crespo Baró afirma: “Este hecho confirma su conciencia política y práctica patriótica en relación con el movimiento encabezado por el camagüeyano Joaquín de Agüero y Agüero, cuyo proyecto igualmente emancipador estaba enfilado contra el gobierno absolutista”. (1)
Desmembrado el intento anticolonialista, las intenciones liberales de Manuel de Quesada son postergadas y perseguido por infidencia abandonó la Isla, oculto en un barco en julio de 1855. Su destino fue New York de donde parte años después a México para sumarse a la resistencia contra la invasión francesa. En el país centroamericano se destaca honrosamente en las acciones militares que encabezaba Benito Juárez y alcanzó el grado de General de División.
Tenía grandes aptitudes militares, y era muy astuto y valiente”, dijo general mexicano Porfirio Díaz, acerca de la participación del camagüeyano en la guerra para derrocar al imperio de Maximiliano (1857-1861).
Regresó nuevamente a los Estados Unidos. En 1868 conoció la noticia del alzamiento de orientales y camagüeyanos encabezado por Carlos Manuel de Céspedes. Entonces se le apreció en medio de los preparativos de la primera expedición de hombres y miles de armas que a bordo de la goleta “Galvanic” desembarca el 27 de diciembre de 1868, en la costa norte de Camagüey.
Por su experiencia y conocimientos militares es nombrado días después como jefe de los insurrectos en la región. El 12 de abril de 1869 fue designado General en Jefe del Ejército Libertador, con la aprobación de Asamblea Constituyente de la República en Armas, celebrada en el poblado de Guáimaro. “Integró a su Estado Mayor un grupo selecto de jóvenes, entre quienes sobresalían sus ayudantes venezolanos Cristóbal y Tomás Mendoza, nietos del primer presidente de Venezuela independiente y los cubanos Antonio Zambrana y los hermanos Manuel y Julio Sanguily”.(2)
Sin embargo, a finales del propio año, en medio de una activa campaña militar y aseguramiento logístico para el ejército, es destituido por las apreciaciones inadecuadas de la Asamblea de Representantes   de que la manera en que Manuel de Quesada ejercía de su mando lo conducía supuestamente a una dictadura militar. Este fue uno de los tantos procedimientos erróneos que condujeron después al final infructuoso de la “Guerra de los Diez Años”.
El presidente de la República en Armas, Carlos Manuel de Céspedes decide encargarlo, como Agente Especial,  de la preparación en el extranjero de expediciones como la del vapor Virginius, que realizó tres viajes a la Isla, ante de ser detectado,  y la Expedición Venezolana de Vanguardia,  para apoyar con hombres, armamentos y otras vituallas a las fuerzas mambises que se enfrentaban al ejército español.
Después del pacto de Zanjón, que puso fin a la lucha entre cubanos y el gobierno español, se radicó en Costa Rica. Enfermo, pobre y casi solo, fallece el 30 de enero de 1884  Manuel de Quesada, un general de Cuba y América.




No hay comentarios:

Publicar un comentario