jueves, 14 de junio de 2012

Maceo y Che, paradigmas de generaciones de revolucionarios




Por José Gilberto Valdés
 Hoy CATORCE de junio coinciden los natalicios de dos grandes hombres cuya  ejecutoria fue significativa  en el pensamiento revolucionario cubano.

En Santiago de Cuba, al este de la Isla, nació hace167 años Antonio Maceo Grajales,  mientras que allá  muy  al sur, en  Argentina, vino al mundo  84 años atrás Ernesto Guevara de la Serna, el Che.


Maceo, conocido como el Titán de Bronce, ascendió de soldado a mayor general del Ejército Libertador, con inteligencia y fuerza en el brazo que empuñaba el machete o el revólver  durante decenas de combates  en las dos guerras  de independencia del colonialismo español, desde el año 1868 hasta que fue abatido el 7 de diciembre de 1896.

Guevara, el Guerrillero Heroico, vino a Cuba como médico en la expedición del Yate Granma, en diciembre de 1957, y llegó a La Habana, en enero de 1959,con el grado comandante del Ejército Rebelde, tras  el derrocamiento de la tiranía de Fulgencio Batista. Luego libró combates por el desarrollo político y económico del país, hasta que “otras tierras del mundo reclamaron el concurso de sus modestos esfuerzos….”, como escribió al despedirse de los cubanos.

Además de la valentía y estrategia militar en el cumplimiento de sus deberes como soldados, del mulato oriental y el argentino todos hemos heredado el sentimiento de justicia, la entrega total al servicio de los oprimidos, y el carácter antimperialista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario