martes, 1 de mayo de 2012

EL INDIGNADO JOHN, EL DIGNO JUAN


John y Juan no se conocen: están separados por cientos de kilómetros. Sus vidas, sin embargo, coinciden este Primero de Mayo en las ideas del bienestar humano.
ALLÁ, EN EL NORTE
El joven John lleva más de un año, con sus días y noches,  de pacíficas protestas en campamentos improvisados en parques  de la Gran Manzana. Él es uno de los jóvenes  manifestantes de Ocupa Wall Street, (OWS) quienes  a nombre del 99 % de los norteamericanos critican a la avaricia corporativa.
En una ciudad de 8 millones de habitantes esperan llamar la atención del poder mediático, esa fue una de las razones de la convocatoria, días atrás, a una huelga general en este Día Internacional de los Trabajadores.
Hoy, www.cubadebate,cu  confirma que marchas y concentraciones contra el capitalismo de una costa a otra de la nación responden al llamado a mantenerse fuera del trabajo y escuelas, y abstenerse de gastar dinero en tiendas o comercios.

En los Estados Unidos el Primero de Mayo no constituye un día de celebración, lo cual es paradójico pues fueron las demandas laborales en Chicago, en el año 1886, las que dieron origen a esta proletaria fecha.
La huelga de hoy en más de 115 ciudades constituye una renovada página del movimiento laboral norteamericano. ¿Problema político o de los empresarios?
ACÁ, EN LA MAYOR DE LAS ANTILLAS
El joven Juan se levantó bien temprano este Primero de Mayo, para sumarse a millones de cubanas y cubanos que acudieron a las principales plazas de la Isla para desfilar con las banderas bien en alto del Socialismo.
Él tiene, sin dudas, la razón política heredada de las generaciones que hace más de medio siglo emprendieron el camino en un proyecto social con todos y para el bien de todos.
 Multiplicación del color rojo en las vestimentas, banderas cubanas, alegría, entusiasmo ratificaron que contra viento y marea respaldan a la Revolución. 
 Son imágenes de masiva expresión popular que no reflejan los medios globales de comunicación. No tienen la orden de describir que en Cuba se emprenden los cambios para mejorar el futuro del Socialismo,  a través de la eficiencia y empleo racional de los limitados recursos naturales, materiales y financieros.
Juan defiende la dignidad de una manera ejemplar,  frente al criminal bloqueo del imperio yanqui y las injusticias contra sus compatriotas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario