miércoles, 23 de mayo de 2012

Ella es el ave con alas de paloma blanca


Mirta Rodríguez Pérez  cumplió 80 años. Esta mujer dio vida a Antonio Guerrero, uno de los cinco antiterroristas cubanos que sufren injusta condena en Estados Unidos. Sus compatriotas nos sumamos a sus aspiraciones de que el mejor regalo sería el retorno de su hijo a la Isla, al seno de su pueblo el cual defiende con dignidad y estoicismo espartano. Para esta madre cubana, la clave de la espera es el amor, como lo expresa su hijo Tony  verso a verso, desde una celda:



ELLA
Ella es el ave con alas de paloma blanca
que cruza día a día mi cielo.
Ella y yo tenemos un pacto de Amor indestructible.
Más bien, debo decir:
Ella me reveló la clave del Amor,
me enseñó a andar amando
que es la forma verdadera de andar.
Por ella conocí las primeras palabras y las canciones más dulces
que volaban de sus labios a mi pecho.
De ella aprendí el lenguaje de las caricias, de los besos
y de los ojos que hablan sin pronunciar palabras.
Su ternura siempre me rodea,
conmueve mis sentidos exquisitos,
es el pan de cada día de mi alma.
Su paz se abre ante mi como un lago
donde la tarde pinta sus pasajeras nubes
y la noche deja sus estrellas.
Repaso, continuamente, imágenes de Ella
con su pasión y su paciencia,
con su entereza y su dulzura,
sus manos volando entre el sol y la luna,
sus manos preservando las ropas, los platos, el orden y los sueños,
sus manos tocando las mías
borrando como un manantial de luz mis sombras.
Cuando ella habla en medio de su larga lucha
su voz cargada de verdad y de dolor
se expande como un corazón repartido.
Cuando ella ríe en la hora más oscura
su risa sube a la más alta cumbre
y conquista la alegría.
Cuando ella canta en la gran soledad de las distancias
su canto hace nido en la esperanza.
Todo se lo debo a Ella:
mi sangre, mis meditaciones,
mi generosidad, mi transparencia,
mi corazón sin tregua, mi armonía
y, por supuesto, mis versos.
Ella es para mi la más bella,
flor a flor, aurora por aurora.
Ella es tan hermosa como la brisa.
Ella es tan simple como la hierba.
Ella es mi novia única y eterna.
Ella es mi amada Madre.
Amigos, seguimos en contacto y en combate por la libertad.
Cinco abrazos !Venceremos!
Antonio Guerrero Rodríguez
21 de mayo de 2012
Prisión Federal de Marianna.

(Con información de Cubadebate)

No hay comentarios:

Publicar un comentario