lunes, 28 de marzo de 2016

El Girón Africano



Por José Gilberto Valdés

Aquel 27 de marzo de 1976, se retiraban los últimos soldados de las fuerzas armadas y equipos bélicos sudafricanos que desde mediados de octubre habían invadido 700 kilómetros en la profundidad del territorio angoleño, con la esperanza de detener la independencia de la más extensa y rica de las colonias portuguesas.

Para esa fecha, también habían sido desmantelados los objetivos similares de la UNITA (Unión Nacional para la Independencia Total de Angola) y FNLA (Frente Nacional para la Liberación de Angola) --respaldadas por decenas de millones de dólares provenientes de los Estados Unidos (Presidente Gerald Ford)-- en una “guerra civil” para impedir que asumiera el poder el  MPLA (Movimiento Popular de Liberación de Angola), de probadas raíces independentistas, democráticas y humanistas.


 De esta forma, hace cuarenta años, se escribían las páginas de uno de los capítulos  del internacionalismo, leal y desinteresado  de la historia cubana, en ayuda de las Fuerzas Armadas Para la Liberación de Angola (FAPLA), que se había iniciado en octubre de 1975 con la presencia de unos centenares de instructores militares cubanos. En los primeros días de noviembre arriba el primer batallón de tropas regulares, cuando el enemigo estaba a 25 kilómetros de Luanda. Como parte de los pasos iniciales de la conocida
como la “Operación Carlota”, ya en febrero del 76, más de treinta mil cubanos de unidades regulares y reservistas, trasladados por aviones y en barcos de la Marina Mercante, combatían en cuatro, especialmente el sur.

Tras más de cuatro meses de enfrentamiento a las bien apertrechadas fuerzas del apartheid, el ejército de Zaire, las desacreditadas organizaciones de la UNITA y FNLA, junto a los mercenarios blancos, se logra la gran victoria con  la colaboración de combatientes cubanos, a diez mil kilómetros de distancia de sus casas y familiares, de la Patria forjada con acero y fuego.

Días después de ese acontecimiento, que llamó la atención de todo el mundo y causó irritación y desconcierto a los principales personajes del Gobierno norteamericano,  el Comandante en Jefe Fidel Castro, al conmemorar del XV Aniversario de las acciones heroicas de Playa Girón, destacaba: “La victoria de Angola fue hermana gemela de la victoria de Girón. Angola constituye para los imperialistas yanquis un Girón africano”…

Las acciones bélicas contra el pueblo angolano no se detuvieron aquel 27 de marzo de 1976. En esa porción de la geografía africana -once veces mayor que Cuba-, se continuó derramando sangre cubana por muchos años, pues tanto Pretoria como Washington y las fuerzas contrarrevolucionarias no cejaron  en sus intentos de desestabilizar el gobierno legítimo encabezado por el MPLA. Al fin, en el año 1987, en Cuito Cuanavale, otro fuerte contingente de internacionalistas cubanos, junto a las FAPLA y combatientes namibios estrecharon lazos de amistad, para “sacar a Sudáfrica de Angola y obligarlos también a salir de Namibia”  (1).

Alrededor de  350 mil combatientes y colaboradores civiles fueron protagonistas en Angola de importantes capítulos de la historia verdadera de Cuba. En días como hoy, las nuevas generaciones en la mayor de las Antillas defienden las conclusiones correctas de las lecciones del internacionalismo cubano.



Fuentes: discursos de Fidel el 19 de abril de 1976, XV aniversario de Playa Girón y  el 2 de diciembre de 2005, en el aniversario 30 de la Misión Militar cubana en Angola.

(1) Jorge Risquet Valdés, http://www.radiorebelde.cu/noticia/como-salvo-cuba-independencia-angola-audio-20151111/

No hay comentarios:

Publicar un comentario