viernes, 15 de abril de 2016

PLUTO ENCADENADO



Infografia y texto: José Gilberto Valdés

Uno de los más famosos perros del mundo pertenece la constelación de animados de Walt Disney: Pluto. Es muy leal y bien entrenado por su dueño Mickey Mouse, un personaje emblemático que a veces se antoja identificado con los ideales políticos  y ciertos valores de los “tanques pensantes” norteamericanos.

No debe estar muy remota la apreciación cuando se conoce que sesudos especialistas de  la Agencia Central de Inteligencia  (CIA) hayan escogido precisamente el nombre de “Pluto” para la Operación que el 17 de marzo de 1960 se presentó al entonces presidente Dwight “Ike” Eisenhower para la organización de un ejército de cubanos reclutados entre la flor y la nata de exiliados en Miami y otras localidades de los Estados Unidos, con el fin de derrocar a la Revolución que transformaba para bien a la Mayor de las Antillas.

El proyecto constituiría el colofón a los planes de actividades subversivas, acciones terroristas contra la economía y población en general, y las bandas de alzados que llegaron existir en todas las zonas montañosas y lomeríos de la Isla, sustentadas por un inequívoco abastecimiento de decenas de toneladas de armas y explosivos.

Al final de entrenamientos en Guatemala,  Nicaragua y en bases militares norteamericanas, este ejército de mercenarios (225 dólares mensuales) quedó conformado por 1 325 hombres. Entre ellos, había 100 latifundistas, 24 propietarios, 67 casatenientes, 112 comerciantes,194 ex militares del gobierno sangriento de Batista, 179 acomodados, 35 industriales y 112 lumpens (marginados antisociales). Toda una fauna de explotadores y abusadores de la cual se libró el pueblo cubano el primero de enero de 1959, con el triunfo de la Revolución, dirigida por el Comandante en Jefe Fidel Castro.

El recién electo presidente John F. Kennedy heredó el proyecto. Los acontecimientos se multiplican y tras los bombardeos a los aeropuertos cubanos el 15 de abril de 1961, la brigada mercenaria 2506 inició la operación anfibia  en Playa Girón y Playa Larga en las primeras horas del día 17 y desde el primer momento se enfrentaron a un pelotón de milicianos, que con  el paso de las horas se trasformó en batallones de voluntarios, policías y del Ejército Rebelde, baterías de antiaéreas y artillería, tanques y el empleo eficiente de la reducida fuerza aérea.

En fin, hombres y mujeres de todas las edades, al mando de Fidel, se decidieron a impedir  a toda costa  otra ocupación militar de los Estados Unidos como en los años 1898, 1902 y 1906  para intervenir en los asuntos internos de nuestro pueblo.

En 66 horas, al atardecer del 19 de abril, la mercenaria Operación  “Pluto” fue encadenada. En total, fueron apresados 1 197 “libertadores”, muy leales y bien entrenados, mientras 89 perdieron la vida en la obsesión por detener el proceso revolucionario, que unos días antes había declarado su rumbo socialista.



Fuentes consultadas

La chapucería norteamericana de Playa Girón. GUILLERMO JIMENEZ SOLER. Granma Internacional.

No hay comentarios:

Publicar un comentario