domingo, 2 de junio de 2013

YA ESTAMOS EN TEMPORADA CICLÓNICA



Por José Gilberto Valdés
Cristóbal Colón era un tipo de suerte y las cosas le salían bien. Según el doctor José Rubiera,  destacado meteorólogo cubano, las tres carabelas atravesaron el Atlántico en la época de ciclones, pero por fortuna en 1492 no fue muy activa.
El promedio de afectación a Cuba por un huracán es de uno cada dos años. Sin embargo, cada periodo  del primero de junio hasta  el 30 de noviembre, al quehacer cotidiano de los cubanos se suma la atención a la temporada ciclónica presente en el Golfo de México y el Caribe.
La mayor de las Antillas cuenta con un organizado sistema de alerta y de información  de la Defensa Civil, que posee un desarrollo tecnológico favorable, satélites y radares con novedosas innovaciones de especialistas nacionales, para dar una cobertura precisa en la detección y seguimiento, tanto de una tormenta tropical como de un huracán.
La población está  preparada a través de los ejercicios “Meteoro”, que tiene lugar anualmente desde 1986. En el entrenamiento participan los Consejos de Defensa a todos los niveles y la ciudadanía en general con el fin de reducir las vulnerabilidades a que está expuesto el país en caso de desastres naturales.

La temporada de huracanes del presente año 2013 en el Atlántico, Golfo de México y el Caribe será “muy activa”, según meteorólogos estadunidenses. Los científicos prevén la formación de entre 13 y 20 tormentas tropicales, 11 huracanes y tres de ellos mayores o categoría tres (vientos de 208 kilómetros por hora). http://www.cubadebate.cu/noticias/2013/05/31/temporada-ciclonica-activa-para-este-ano-segun-cientificos-estadounidense/

En la actual temporada los  huracanes se identificarán con los nombres  Andrea, Barry, Chantal, Dorian, Erín, Fernand, Gabrielle, Humberto, Ingrid, Jerry, Karen, Lorenzo, Melissa, Néstor, Olga, Pablo, Rebekah, Sebastien, Tanya, Van, y Wendy.
 En los últimos cincuenta años, el ciclón “Flora” fue el que más pérdidas de vida ocasionó a Cuba (Octubre 1963), cuando se movió erráticamente por la región oriental de la Isla, que comprende las actuales provincias de Camagüey, Las Tunas, Granma, Holguín, Santiago de Cuba y Guantánamo. El fenómeno meteorológico dejó más de mil muertos.
El sistema de Defensa Civil  de Cuba tiene un reconocido prestigio en el mundo y por sus planes preventivos ha sido posible la preservación de la vida y recursos materiales, aun frente la violencia de  huracanes como el “Ike”, “Gustav”, “Paloma” y la super tormenta” Sandy  que dio una muestra del poderío de estos fenómenos pese a que no llegó a ser un huracán mayor.



(Con información Radio Rejoj, Portal Cuba.cu, IPS)


No hay comentarios:

Publicar un comentario