domingo, 12 de agosto de 2012

¡PIIICAAA… GAAALLOOO!

Hoy, 13 de agosto, cumple 86 años  Fidel, el Máximo Líder de la Revolución Cubana.

Por José Gilberto Valdés

A mediados de la década del 70, durante la cobertura periodística en una reunión nacional de trabajadores azucareros, en la que Fidel pronunciaba un determinante discurso, me llamó la atención aquel negro añoso, de complexión fuerte forjada por el duro bregar,  que se levantó de la luneta  agitando los puños en alto y respaldaba las palabras del Comandante en Jefe con la exclamación: ¡PIIICAAA….GAAALLOOO!

Desde entonces,  se me hace difícil pensar en otra frase de aprobación  --sin  irreverencia--  a cada uno de  los trascendentales discursos y escritos del Líder de la Revolución Cubana, que hoy 13 de agosto cumple 86 años.  Es recurrente el pensamiento referencial con los valientes gallos de lidia,  flamantes  guerreros de cientos de combates.


No soy, sin embargo, la excepción entre los cubanos que en la reafirmación de la formalidad en momentos informales, sustituye  su nombre  por ¡EL CABALLO! ante  la fortaleza física y de resistencia para llevar a cabo cada idea justa, revolucionaria, martiana,  por el desarrollo nacional, en el enfrentamiento a las amenazas yanquis,  la extensión de las manos solidarias para un mundo mejor, o hasta la previsión de la batalla en las lejanas trincheras africanas.

Hoy es el cumpleaños 86 del indoblegable estadista que enfrentó invicto a una docena de presidentes de Estados Unidos que se creyeron dueños del mundo Eisenhower, Kennedy (invasión a Girón y Crisis de los Misiles), Johnson, Nixon, Ford, Carter, Reagan, Bush (padre), Clinton y Bush, el hijo. En la actualidad, insiste en persuadir a Obama para que no cometa errores que conduzcan a un desastre mundial.

Aquí está Fidel con la visión renovadora  de los largos años al frente de la Revolución Cubana con el atuendo verde olivo, y que hoy, recuperado de un grave problema de salud,  nos brinda  --con la vestimenta deportiva, o las camisas a cuadros-- las alertas reflexiones por el bienestar de la humanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario