domingo, 15 de abril de 2012

PUEBLO MILICIANO, PATRIOTA, SOCIALISTA

  • 16 de abril de 1961, declaración del carácter socialista de la Revolución cubana.
  • Milicianos y combatientes del Ejército Rebelde y la Policía Nacional Revolucionaria derrotaron en 66 horas la invasión mercenaria.
  • Cada Día del Miliciano se ratifica el juramento de lucha contra cualquier intento agresor a la Patria.

Por José Gilberto Valdés
Muchas fotografías fijaron para la Historia las imágenes de cubanas y cubanos que se reunieron el 16 de abril de 1961 en La Habana para despedir a las víctimas de los ataques piratas, el día anterior, a dos aeropuertos militares y uno civil. Un pueblo enardecido y viril inundó la amplia explanada que conforman las capitalinas calles 23 y 12, con el tricolor de la bandera cubana y también con el azul y el verde olivo del uniforme de las Milicias Nacionales Revolucionarias (MNR).
Una de las fotos es emblemática de un hito en el proceso social en ciernes en Cuba. Un mar de trabajadores, estudiantes y campesinos enarbolaban sus fusiles en alto, y aclamaban las decididas palabras del Comandante en Jefe Fidel Castro:
"Lo que no pueden perdonarnos, es que hayamos hecho una Revolución Socialista en las propias narices de Estados Unidos…
"Y que esa Revolución socialista ¡la defenderemos con esos fusiles que tienen ustedes!...
Aquellos bombardeos para debilitar las modestas fuerzas aéreas revolucionarias eran el preludio de una invasión contra Cuba. Los ataques se sumaban a las múltiples acciones terroristas que pretendían atemorizar al pueblo y a las campañas de mentiras para confundir a la opinión pública mundial respecto a la realidad del pueblo cubano.
En su enérgico y revelador discurso, Fidel propuso un juramento de honor:
"Aquí, frente a la tumba de los compañeros caídos; junto a los restos de los jóvenes heroicos, hijos de obreros y de humildes, reafirmemos nuestra decisión de que, al igual que ellos pusieron su pecho a las balas y dieron su vida, vengan cuando vengan los mercenarios, todos nosotros, orgullosos de nuestra Revolución; orgullosos de defender esta Revolución de los humildes, con los humildes y para los humildes, no vacilaremos en defenderla hasta la última gota de nuestra sangre…"
Tras la ceremonia de las honras fúnebres, los milicianos marcharon a sus respectivos batallones, como parte de la movilización para mantener el país en estado de alerta.
A las 01:30 horas del día 17 de abril comenzó en las playas Larga y Girón, en la costa sur de la isla, el desembarco de la denominada Brigada 2506, integrada por mil 500 efectivos, fuertemente entrenados y armados por los Estados Unidos, con tanques, artillería de campaña y una treintena de aviones.
Las huestes invasoras fueron rechazadas desde el primer minuto por varios batallones de milicianos, junto a unidades del Ejército Rebelde y la Policía Nacional Revolucionaria. A las 17:30 horas del 19 de abril, la incursión mercenaria estaba totalmente derrotada, aunque a un elevado costo de bravos compatriotas muertos y heridos en las acciones combativas.
Cada 16 de abril, en la conmemoración del Día del Miliciano, generaciones de cubanos ratifican la disposición de enfrentar cualquier intento agresor contra la Patria. La tradición de lucha popular se sustenta, 51 años después, en la concepción estratégica de La Guerra de Todo el Pueblo, donde las Milicias de Tropas Territoriales (MTT) se entrenan sistemáticamente con similares estructuras y misiones.




No hay comentarios:

Publicar un comentario