lunes, 2 de enero de 2017

Marcha la fidelidad a la Revolución



Por José Gilberto Valdés

 En la encrucijada de ver o escribir, a la distancia de más de 500 kilómetros de la  Plaza de la Revolución "José Martí", escojo bien temprano la opción de emociones a través de la Televisión Cubana.

A las siete de la mañana, allí en la gran explanada habanera, escenario de múltiples acontecimientos históricos de un pueblo soberano, está el General de Ejército Raúl Castro en este homenaje  a Fidel,  y a la juventud que ha heredado su pensamiento internacionalista, altruista, de heroísmo y unidad frente a cualquier tipo de contingencia.


Cada uno de los componentes del Desfile Militar y  Marcha del Pueblo Combatiente fue una lección de Historia en ocasión del aniversario 60 del alzamiento del 30 de noviembre en Santiago de Cuba y del desembarco del yate Granma, y Día de las Fuerzas Armadas Revolucionarias

La principal oradora, Jennifer Bello, miembro del Consejo de Estado y presidenta de la Federación Estudiantil Universitaria, había dado los anticipos  en esta mañana del dos enero al anunciar que solo es posible un acontecimiento de tal magnitud cuando existe un pueblo unido: “Cuba no va a renunciar a uno solo de sus principios”.

Así, en este desfile iniciado con la representación de la caballería mambisa que forjó  la nacionalidad cubana, y los referentes a décadas de lucha por la verdadera soberanía, que tuvo momentos culminantes  con el asalto al Moncada en 1953, y se conquistó  tras el desembarco del yate Granma, que hoy navegó en la plaza en un mar de pioneros, y continuó con el paso simbólico de las columnas del Ejército Rebelde.

Allí estuvo el brazo armado del ejército que somos todos, desde cadetes a milicianos,
No quedó olvidada una página de la obra que forjamos junto al Comandante en Jefe, al que hoy se le dedicó este acto de reafirmación revolucionaria, y confianza en el futuro que nos legó tras su desaparición física. Su legado trascenderá, pues no puede haber Cuba sin el líder que nos condujo hasta este momento de nuestro socialismo en continuo perfeccionamiento,  pues cada uno sentimos en nuestros corazones «Yo soy Fidel»
Otra vez, vibró el pavimento de la plaza “José Martí’” con la compacta Marcha del Pueblo Combatiente, aquel que pudo, que puede y que podrá mantener vivas las conquistas de la Revolución, junto al General de Ejército, Raúl Castro Ruz, tal y como ratificaron a coro miles de voces: “Raúl, amigo, el pueblo está contigo”, “Pa´ lo que sea Raúl para lo que sea”.

Así marcha la fidelidad a la Revolución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario