jueves, 1 de octubre de 2015

UN ACONTECIMIENTO, TRES NOTICIAS



  • Presentan primer Comité Central del Partido Comunista de Cuba
  • Creación del periódico Granma, órgano del PCC
  • Lectura de la carta de despedida del "Che"

Por José Gilberto Valdés
Hace 50 años,  en el entonces teatro Chaplin (hoy Karl Marx), de La Habana, se daban los puntos finales al proceso de reuniones para la formación del Partido Unido de la Revolución Socialista de Cuba (PURSC). En ese acontecimiento, se conformaba una primera noticia cuando el  Comandante en Jefe Fidel Castro presenta el Comité Central y se dirigía a los asistentes – secretarios del núcleo del nuevo organismo político y otros dirigentes- con una pregunta:
¿Cuál es, a juicio de ustedes, el nombre que debe tener nuestro Partido?
No tardó en llegar una respuesta unánime entre aplausos: “¡Comunista!” y más tarde la reafirmación de Fidel: “Partido Comunista de Cuba”.

Desde aquel 3 de octubre de 1965 generaciones de cubanos y cubanas se han visto involucradas como militantes de las tareas partidistas o, de cierta manera, comprometidos con las decisiones del Partido único, la fuerza dirigente, en el desarrollo -entre éxitos y tragos amargos- de una sui generis sociedad socialista.
La punta de vanguardia de la Revolución ha estado organizada desde los primeros momentos bajo las mismas razones anunciadas por Fidel aquella ocasión:
 “No hay episodio heroico en la historia de nuestra Patria en los últimos años que no esté ahí representado; no hay sacrificio, no hay combate, no hay proeza —lo mismo militar que civil— heroica o creadora que no esté representada; no hay sector revolucionario, social, que no esté representado. No hablo de organizaciones. Cuando hablo de sector hablo de obreros, hablo de jóvenes, hablo de campesinos, hablo de nuestras organizaciones de masas”.
En este acto de constitución del Partido Comunista de Cuba se produjo la segunda noticia, cuando se adoptó el acuerdo de la creación del periódico GRANMA, como órgano oficial del Comité Central y símbolo de nuestra concepción revolucionaria. De esta forma, se fundían los recursos materiales y humanos de los diarios nacionales REVOLUCIÓN, fundado en 1959, y HOY, existente desde finales de la década de 1930. Se establecía un perfil editorial: promover la obra de la Revolución y sus principios, las conquistas alcanzadas por nuestro pueblo junto al Partido y a Fidel.
Uno de los titulares del primer número de GRANMA destacaba  la tercera noticia de la jornada anterior: Che: otras tierras reclaman mis modestos esfuerzos. El Comandante en Jefe en su discurso de clausura leyó una carta de Ernesto “Che” Guevara, un tema no relacionado con la reunión partidista, pero si de trascendencia histórica y de interés político que derrumbaba otras mentiras mediáticas contra nuestro país. Era el momento más conveniente para dar a conocer las palabras de despedida del entrañable compañero Fidel y al pueblo cubano, antes de partir en el mes de abril de ese año 1965 a las tierras africanas.
Al final de la misiva, el “Che” acuñaba otra revolucionaria consigna: ¡Hasta la victoria siempre”, que a lo largo de 50 años nos ha acompañado en el camino para el desarrollo de las ideas en cada tarea económica y social, frente a los riesgos y dificultades de todo tipo, en cada proyecto con todos y para bien de todos.

Video Carta de despedida del Che:

(Con información Ecured, Granma y Cubahora)

No hay comentarios:

Publicar un comentario