martes, 8 de septiembre de 2015

“Yo soy la Virgen de la Caridad”


Santuario de la Caridad del Cobre, en las cercanías de Santiago de Cuba


Por José Gilberto Valdés
Hoy, 8 de septiembre, la comunidad católica cubana celebra la fiesta dedicada a la Virgen de la Caridad del Cobre, cuando se cumplen los 403 años del hallazgo de  su ícono en aguas de la bahía de Nipe, al norte de la región oriental de la Isla.
La leyenda refiere que  dos hermanos indios y un negrito de nueve o diez años habían salido a buscar sal y encontraron flotando en el mar una imagen “de regular estatura, el rostro algo moreno, los ojos dulces, majestuosos y vivos. En su mano izquierda sostiene un hermosísimo Niño Jesús, y en su derecha sustenta una cruz de oro. Sobre la tabla donde navegaba la venerada imagen, unas letras grandes y claras decían: “Yo soy la Virgen de la Caridad”.
Descripción: http://www.tvcamaguey.icrt.cu/wp-includes/js/tinymce/plugins/wordpress/img/trans.gif
Posteriormente, la efigie católica fue trasladada a una localidad  minera a cielo abierto, rica en cobre, en las cercanías de la villa de Santiago de Cuba, en la costa sur. Allí se erige un santuario en su honor, al que acuden cubanos y extranjeros atraídos por las historias y creencias.
La Virgen de la Caridad del Cobre  también ha sido venerada desde los tiempos de los negros esclavos a través de los cultos sincréticos afrocubanos como Ochún, la diosa del amor y del dinero, dueña de las aguas dulces.
La devoción de la Virgen estuvo muy ligada, por medio de imágenes y medallas, a la historia de luchas contra el colonialismo español emprendidas por los cubanos, durante las guerras de los Diez Años (l868 -1878) y de la Independencia (1895 -1898).
Los veteranos de las guerras de independencia  solicitaron en el año 1915 a la Santa Sede la proclamación de la Virgen de la Caridad del Cobre como la Patrona de Cuba, teniendo en cuenta que constituyó un símbolo de devoción, patriotismo e identidad. Un año después el Papa Benedicto XV hizo el nombramiento y fijó el 8 de septiembre como día de su fiesta patronal.
Dos máximos representantes de la iglesia católica han visitado a la Mayor de las Antillas en los últimos  17 años: Juan Pablo II (enero de 1998) y Benedicto XVI (marzo del 2012) y han sido recibidos con entusiasmo por la población en general, en ejercicio de la plena libertad religiosa, avalada por la Constitución de la República y la práctica social. El primero coronó y bendijo a la Virgen de la Caridad del Cobre, mientras el segundo le entregó  la Rosa de Oro, distinción creada por el Papa León IX, en 1049. Ambos oficiaron misas en este santuario.
Por estos días, en las ciudades de La Habana, Holguín y Santiago de Cuba se ultiman los detalles de la visita pastoral que a partir del 19 de septiembre realizará la isla caribeña el Papa Francisco, con lo cual este país compartirá con Brasil el privilegio de merecer la  visita de los tres últimos pontífices. En el Santuario de El Cobre oficiará la misa del próximo 22 de septiembre en la fecha final de su estancia de cuatro días en la isla.
Esta mañana se celebró una misa en la Basílica Menor, oficiada por el arzobispo de la provincia de Santiago de Cuba, Dionisio García, quien llamó a trasmitir alegría, conservar la fe, pues da esperanza y fortaleza para luchar, sean generosos y misericordiosos, expresó.
Durante la misa, trasmitida por la televisión cubana, se dio lectura a varios pasajes del nuevo y el antiguo testamento, así como se realizaron cánticos propios de ese tipo de celebración en los predominó el sonido de la clave cubana.
Con anterioridad, en entrevista para Televisión Cubana, el Cardenal Jaime Ortega,  Arzobispo de La Habana hizo un recuento histórico de la presencia de la iglesia católica en Cuba, proceso que definió como “camino largo, a veces difícil y contradictorio” pero para el que reconoció “siempre ha existido espacio para el diálogo, siendo este el sendero correcto”.
Señaló el positivo impacto que han tenido las visitas papales en la consolidación de ese diálogo y en la construcción de un clima de respeto en la relación Iglesia-Estado-Sociedad.

(Con información de Cubadebate, Prensa Latina y Ecured)



No hay comentarios:

Publicar un comentario