miércoles, 9 de septiembre de 2015

Flores y velas para la Virgen mambisa



(Tomado de www.adelante.cu, Carmen Luisa Hernández Loredo /Fotos: Leandro Pérez Pérez)

A plaza abierta. En la calle. Codo a codo quien quiso ir, creyente o no, acompañó a “Cachita”, a Ochún, a la maternal advocación de la Virgen María, la del Cobre; la misma que se le apareció a tres pescadores en medio de la mar embravecida y que años después coronara el buen papa Juan Pablo II en su visita a Cuba.

Para quien no tuvo tiempo de llegar a casa después del trabajo (había niños con uniformes escolares y padres con batas de médico, identificaciones bancarias, uniformes de guardias de protección, y otros) hubo quien vendió ahí mismo las velas y las flores, porque era día de celebrar a la Santa a quien fueron a dejar plegarias y saldar promesas; pero también junto a quien decidieron celebrar un año de vida, como aseguró una mulatísima criolla “hoy es mi cumpleaños y me llamo Caridad”.

En la celebración  se pidió por el papa Francisco, quien anunció ya su visita a Cuba para el próximo 19 de septiembre, y por la familia y la juventud camagüeyanas.

A la Virgen la cargaron jóvenes vestidos a la usanza de mambises, como aquellos que siglos atrás le rezaban en la manigua para que los resguardara en el combate por la independencia, los mismos que pidieron se le concediera la gracia de Patrona de Cuba; y junto a ellos se cantó el Himno Nacional, el mismo que se estreno frente a ella en una procesión de corpus cristi, porque Santa María de la Caridad del Cobre es una Virgen mambisa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario