jueves, 10 de septiembre de 2015

El hombre que nunca se rinde

Por José Gilberto Valdés
¿Quién era Almeida?
El negro cubano Juan fue un humilde  albañil, entre otros oficios, quién abrazó la causa revolucionaria de estudiantes universitarios. Con un rifle calibre 22, también fue el 26 de julio de 1953 a tomar por asalto la mayor fortaleza de la dictadura de Fulgencio Batista, en el oriente de la Isla.
¿Y después del revés en los muros del  Moncada?
Capturado. Una foto junto a Fidel y el cuadro de José Martí. En el juicio declaró que sus ideas provenían “de las lecturas de obras de Martí y de las historias de nuestros mambises (…)”.

Luego de prisión fecunda, perseguido por el aparato represivo, Juan Almeida Bosque parte al exilio en las tierras mexicanas a inicios de 1956,  a la escuela de combatientes y patriotas que retornarían a Cuba a finales del año en la expedición del  “Granma”, para el reiniciar la lucha armada contra el tirano. Una frase de la canción  “La Lupe”, de su autoría, define el estado de ánimo en el momento de la despedida: “Que mi tierra me  llama a vencer o a morir”.
¿Por qué la frase aquí no se rinde nadie, acompañada de una palabra fuerte?
Ahí estaba el nuevo capitán en Alegría del Pio, en la región oriental de la Mayor de las Antillas, cuando el contingente revolucionario recibe el bautismo de fuego frente a la soldadesca del gobierno de Batista. A las peticiones de rendición, se alza su voz, enérgica y viril, “Aquí no se rinde nadie, c….”. Venció el cerco junto a otros compañeros y ya en la Sierra Maestra, se reúne al Fidel decidido a ganar la guerra. Las acciones en aquellos tiempos motivan a otro héroe, al Che, afirmar:”La gente de Almeida avanzaba a pecho descubierto impulsados por su ejemplo temerario”
¿Cómo era el comandante del Ejército Rebelde en los nuevos campos de batalla?
Almeida, destacado guerrillero, se convirtió en una figura política prominente de la nueva sociedad cubana. Junto a cargos importantes en las Fuerzas Armadas Revolucionarias, desarrolla dotes como compositor de más de centenares  canciones populares y autor de una docena libros memorables de la lucha revolucionaria.
Elegido, una y otra vez, como para el Buró Político del Partido Comunista de Cuba  y el Consejo de Estado
Con estas altas responsabilidades, el Héroe de la República de Cuba fallece el 11 septiembre 2009.  Su ejemplo lo convierte en el hombre que nunca se rinde.  Fidel Castro dijo de Almeida:”Defendió principios de justicia que serán defendidos en cualquier tiempo y en cualquier época, mientras los seres humanos respiren sobre la tierra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario