viernes, 27 de marzo de 2015

Primera derrota sudafricana en Angola

Por José Gilberto Valdés
Los valores de los testimonios unas veces quedan en la memoria de los protagonistas, en otras ocasiones, se plasmaron en letras impresas en libros o artículos periodísticos. Asi sucede con los hechos del 27 de marzo de 1976, cuando la retirada de los invasores sudafricanos que pretendían arrebatar la independencia de Angola, proclamada seis meses antes.

El tema se abordó  en  la conversación sostenida con el escritor Benito Estrada Fernández, autor de los volúmenes “Combatientes del Mayor” durante la peña de internacionalistas camagüeyanos, celebrada en la sede provincial UNEAC, por el  aniversario 39 de la primera derrota del régimen fascista, los “fantoches” de la UNITA y mercenarios.



En las acciones combativas  todos teníamos una tarea y espacio del conocimiento. Sabes lo que tienes que saber y nada más. Pocos conoceríamos que formábamos parte de la Operación Carlota, gestada también en tierras de esta centro oriental provincia cubana. Allá llegamos primero a cuentagotas y luego en composición de unidades: en febrero sumábamos más de 300 en un área liberada equivalente a 40 veces la extensión de Camagüey. En marzo, se suman a la ofensiva más de mil 300 integrantes del batallón de la Gloria Combativa.

El 27 de marzo de 1976, tanto Benito como yo fuimos testigos de hechos al parecer comunes, cuando en realidad eran trascendentales en ese momento histórico  en la contienda angolana.


En la peña de los combatientes internacionalistas he relatado recuerdos de aquella mañana cuando realizaba un vuelo de exploración Menongue-Cuito Cuanavale- Baixo Longa (Cuando Cubango). El piloto era de la aviación agrícola en Cuba  y volamos a baja altura, sobre los árboles, de manera que sorprendemos al batallón especial de los congoleses, “disfrutando” las aguas del río Cuito.Saludamos con habitual movimiento de las alas de la avioneta. Más adelante, a la derecha de nuestros límites de exploración, observamos en la lejanía una larga franja de columnas de polvo que se alza sobre la selva. Las grandes dimensiones no podrían corresponder a una manada de animales. De todas formas, horas después, en el informe a mi jefe agrego la frase “al parecer se desplazaba un grupo de vehículos hacia el Sur…”
¿Supuesta realidad?. Al menos un indicio.


Por su parte, Benito Estrada relee en la reunión de la UNEAC pasajes de esa jornada, recogidos prolijamente en su diario personal: “Es 27. (…) A las 5:30 nos tiramos en las trincheras. (…) 5:45 Perfeccionando fortificaciones. Esperamos se nos ordene tomar el último reducto de la fiera invasora. Grandes y continuos cambios de blindados y artillería. Llegan más antiaéreas y pasan BM. (…). Informan de enemigos que rompieron el cerco, incluso “unitas” blancos; otros pretenderán hacerlo. Engordamos de alarmas. La escuadra de ametralladoras explora 2km al frente. (…). Tarde de espantosa calma militar. (…). Compañía de los FAPLA, con morteros, pasa más al frente. Los angolanos de la artillería no se apartan de los cañones. Los pioneros escrutan al sur. Las unidades se mueven en explosivo silencio. Todos miramos al Cunene: apuntamos a Sudáfrica, escupimos si se habla de carcamanos. Queremos disparar hacia allá, que la libertad se complete. (…) La noche llega rápido. (…). Es madrugada del 28, informan que Angola ya es libre ¡Viva Angola, el internacionalismo proletario, Fidel y Neto! (…). ¡Hasta los árboles reciben abrazos! Besamos la tierra, trincheras… En Cuba es de día, los televisores deben estar dando la información ¿Cuántos miles de cubanos, como en Girón, disfrutan este momento? “

No hay comentarios:

Publicar un comentario