jueves, 13 de abril de 2017

El bautismo de fuego de TV Camagüey digital



Por José Gilberto Valdés 
A pocos meses de creación, la página digital de Televisión Camagüey en INTERNET tuvo su bautismo de fuego. Venezuela, como la reflexión  de nuestro José Martí pedía  en  qué servirla, ella tiene en mí a un hijo”.
 
Hace quince años, recibía en mi casa la inusual visita de Evidio Gil, por aquel entonces director del telecentro provincial.
--La cosa está mala en Venezuela…Hace falta que vayas con Adrian (Cancino, webmaster de ADELANTE) al periódico para apoyar la información sobre los acontecimientos.
Nada tan semejante a una orden de combate.

Esta ha sido una de las coberturas periodísticas en la red de redes de la que me siento orgulloso. Nos hicimos notar y de manera muy fuerte - por las referencias de los impactos- al descomponer  la desinformación de ciertos medios periodísticos que globalizaban la versión distorsionada del secuestro del mandatario constitucional de Venezuela,  a manos de los representantes de la oligarquía y serviles oficiales de las fuerzas armadas.
Máster Arian Cancino, fundador Web ADELANTE
En la actualidad Adrian recuerda que en aquellos momentos parecía consumado el golpe en Venezuela. Chávez preso, al parecer renunciante. Tras actualizar la web de Adelante Digital y me fui con muchas dudas a mi casa. ¿Cómo no podían los venezolanos defender a Chávez?  ¿Cómo podía un tipo como Chávez renunciar? Algo no cuadraba.
Y agregó: “Sobre la media tarde, el telefonazo de Marisel Balmaseda, la secretaria de la dirección que además oficiaba como mi editora de reserva (se lo había ganado con su entusiasmo y sus ganas de aprender) me lanzó otra vez de vuelta al periódico. Al parecer hay otras noticias de Venezuela, con rumores de militares leales a Chávez dando tángana. Creo que Miguel Febles, entonces director de Adelante, me dijo algo así. Aparecieron Valdés y otro grupo de gente (perdón a los que no logro recordar ahora) que se sumaron a buscar noticias fiables en Prensa Latina, la Agencia de Información Nacional, otros medios que fueran lo más objetivos posible. La CNN entonces era un "poco" más "objetiva", mientras Telesur, Sputnik y Russia Today eran un sueño entonces.
A todos se nos unieron las horas de la tarde, la noche y la madrugada.
José G. Valdés, fundador y editor de la Web TV Camagüey
Hoy pretendo rememorar una selección de frases del artículo CUARENTA Y OCHO HORAS APRECIANDO LA DIGNIDAD BOLIVARIANA, escrito al calor de los heroicos acontecimientos del pueblo venezolano en defensa de su indiscutible líder Hugo Chávez:

“Desde el amanecer del viernes, los cubanos hemos estado atentos a las transmisiones de la radio y televisión nacionales, procurando noticias en los periódicos, sorprendidos por los graves sucesos que acontecían en la hermana República Bolivariana de Venezuela (…)
Pronto en nuestros pechos vibró la esperanza… no se había mostrado a la opinión pública la supuesta renuncia de Chávez. El era entonces un presidente prisionero. ¡Algo inaudito!. (…)
La primera voz de aliento se apreció en las comunicaciones telefónicas de la hija de Chávez, quien difundía las primeras noticias del presidente venezolano, silenciadas al mundo por la cúpula golpista y sus seguidores. Pedía que se denunciaran  los hechos. Y así se hizo. (…)
El Máster Adrián Cancino Gutiérrez, actual profesor del Departamento de Comunicación y Periodismo  de la Universidad de Camagüey Ignacio Agramonte Loynaz, señala las dificultades técnicas que había que enfrentar, pues era el año 2002, ni soñar con los sistema de manejos de webs, los CMS, que existen ahora, donde Ud. trabaja la página ubicada en un servidor remoto y con 8 clics sube 4 noticias y actualiza automáticamente.
Nos recuerda Cansino, en una conversación a través de Facebook, que en aquella época para colocar una noticia, una simple noticia, en portada había que editar al menos 3 páginas y subirlo todo por transferencia de ficheros a un servidor situado en CITMATEL en La Habana.
Señala: “No recuerdo cuantas notas pusimos, pero sí recuerdo que los niveles de acceso se dispararon. No todos los medios de prensa cubanos trabajaron con la misma premura, y lo sé porque revisábamos otras páginas nacionales, quizás en fraternal competencia para ver si estábamos en la vía correcta. Han pasado 15 años, quizás he olvidado detalles, pero fue un interesante combate de ideas en Internet.
En esas horas de intenso bregar periodístico, uno de nuestros colegas afirmaba categóricamente: “esperen, esperen que todavía no ha bajado la gente de los cerros…además no puede ser que todos los militares venezolanos hayan cambiado su forma de pensar…”
Los augurios se convirtieron en realidad. Nuevamente, el Palacio de Miraflores era un bastión popular y las unidades militares se sumaban al rechazo al golpe constitucional. La televisión cubana cedía sus espacios a la restablecida Venezolana de Televisión y entonces estuvimos más cerca de los hermanos venezolanos, de sus ministros, oficiales y verdaderos representantes de la revolución bolivariana.
¿Quién no pudo ocultar la sonrisa amplia y hasta una lágrima de alegría, cuando se pudo ver, nuevamente, ante las cámaras al presidente Chávez,  uno de los hombres imprescindibles que luchan toda la vida?.


No hay comentarios:

Publicar un comentario