jueves, 23 de enero de 2014

LA MENTIRA TIENE PATAS CORTAS

La colega Lourdes Pichs tras las patas cortas de la mentira  narra, en su muro de  Facebook, lo acontecido con un grupo de trabajadores por gestión propia en la ciudad de Holguín:
En la tarde de miércoles en La Plaza, donde laboran cuentapropistas holguineros...Siempre me ha gustado ese viejo y certero adagio de que: “”, porque detesto, odio la mentira. Hoy, en honor a la verdad, debo traerlo a colación, después de la burda manipulación que han realizado algunos medios digitales, a partir de un incidente de trabajadores por cuenta propia ocurrido en la ciudad de Holguín en la mañana de este martes. Escribo después de buscar información, investigar, conversar con muchos de los que ayer martes presenciaron o tuvieron papel protagónico en lo que realmente ocurrió en la ciudad de Holguín, entre ellos los cuentapropistas que laboran en La Plaza, lugar donde cerca de 100 personas se desempeñan en varias de las actividades previstas en el sector no estatal, como el de productor vendedor de artículos varios de uso en el hogar. Precisamente, en la mañana del martes inspectores de la Dirección de Inspección y Supervisión (DIS) del municipio, como parte del programa de comprobación iniciado el pasado día 3 y previsto hasta el 30 de enero próximo, detectaron infracciones de lo establecido en las Resoluciones 41 y 42 del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, de acuerdo con el Decreto Ley No. 315. Aunque la totalidad de los que allí trabajan conocen qué pueden y no comercializar y tienen dominio de la indicación de no vender artículos importados o revender los procedentes de la red comercial estatal, tanto en ese lugar, como en otros, algunos siguen incumpliendo lo establecido, aún cuando se les extendiera el plazo para salir de sus inventarios hasta el 31 de diciembre del 2013 y aquellos que decidieran no continuar ejerciendo como “modista o sastre” y Productor vendedor de artículos varios de uso en el hogar” podían devolver su patente antes del 20 de enero y quedaban eximidos del pago de la cuota correspondiente al mes. Inconformes unos, disgustados otros con la medida, unos 45 a 49 de esos trabajadores decidieron ir hasta la sede del Gobierno municipal a plantear sus criterios. Nidia Castellanos Santana, secretaria de la Sección Sindical de La Plaza, nos afirmó que, efectivamente “todo lo que sucedió ha sido manipulado. No hubo ni desalojo de ningún cuentapropista, ni golpiza y mucho menos gritos de consignas contrarrevolucionarias, por el contrario”. Nidia, quien hasta finales del 2013 tenía dos patentes, una para comercializar bisuterías y otra de Modista Sastre, hizo dejación de la última y ahora, sólo ejerce la primera, reconoce las indisciplinas de determinados colegas, que todavía este miércoles persistían en la venta de artículos que no deben comercializar. Por su parte, Jorge Rodríguez, dijo que nadie los ha mandado para sus casas a trabajar, simplemente fueron al “Gobierno porque no nos gustó la manera en que se comportaron algunos agentes del orden público de los que acompañaron a los de la DIS”. Aclarar que la actividad de “Productor vendedor de artículos varios de uso en el hogar” es una actividad del régimen simplificado de tributación, por lo cual tiene cuota mínima consolidada de 70 pesos mensuales y no se les fija el impuesto sobre el servicio o las ventas, solamente se les exige el ingreso sobre los ingresos personales. Elaina Morales Pérez, vicepresidenta para la Economía en la Asamblea municipal del Poder Popular, informó que actualmente en el territorio más de 19 mil personas ejercen el trabajo por cuenta propia en 158 de las 181 autorizadas en la provincia y que como parte del enfrentamiento a las ilegalidades en este mes se previó controlar a unos 2 mil 600 trabajadores, de los que hasta ahora solo se ha visitado el 58 por ciento.
Sobre los resultados de los controles efectuados hasta ayer, significó Yanieyis Espinosa Tamayo, directora de Trabajo y Seguridad Social, que se han retirado 51 licencias, principalmente a productores vendedores… por estar comercializando artículos fuera del alcance de su licencia y a elaboradores expendedores de alimentos ambulantes por realizar su labor en puntos o espacios fijos de manera reiterada. Para los que pretendieron de hacer de este lamentable incidente todo un show mediático, es necesario reiterar que la mentira tiene patas cortas. En la edición sabatina próxima de ¡ahora! se publicará un amplio trabajo acerca del tema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario