domingo, 8 de abril de 2018

Tres temas sobre Vilma

Por José Gilberto Valdés
Muchas cubanas y,  también,  cubanos sienten a veces tener a su lado a Vilma. La heroína de la clandestinidad y combatiente del Ejército Rebelde  consagró toda su vida  a la gestión transformadora por la presencia igualitaria  y las obras para beneficiar a la mujer en todos los elementos de la sociedad  socialista.
Un ejercicio docente devino  tribuna joven cuando un grupo de estudiantes del Instituto  Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas (IPVCE) Máximo Gómez, en la ciudad de Camagüey, indagaron sobre tres temáticas relacionadas con los momentos históricos de la revolucionaria Vilma Espín Guillois, en ocasión del 88 aniversario de su natalicio  este 7 de abril.

El tribunal en ese encuentro de conocimientos  lo integraron Anielka Fernández, secretaria general de la Federación de Mujeres Cubanas en la provincia;  la expresidenta de la FMC en el territorio,  Malvina Pérez Romero, con experiencias de trabajo muy cercanas a Vilma; y Marisela Valido Portela, presidenta de la Sociedad Cultural José Martí en Camagüey.
Las estudiantes de las nuevas generaciones de cubanas rememoraron el patriotismo de esta santiaguera frente al golpe de estado del general Fulgencio Batista, el 10 de marzo  de 1952. La figura de la entonces alumna de Ingeniería Química en la Universidad de Oriente sobresalió en las manifestaciones populares  contra la dictadura.
No dejaron de mencionar en sus exposiciones la toma de conciencia de lo que hacía en Santiago de Cuba, hasta el punto que llegó a ocupar en la clandestinidad, bajo el seudónimo de Deborah,   cargos decisivos en el movimiento 26 de Julio, surgido luego del asalto  del grupo de revolucionarios encabezados por Fidel al cuartel batistiano  Moncada en esa ciudad oriental.
Entre las jóvenes debatieron los aspectos de su participación en la lucha guerrillera en el Segundo Frente Oriental. Esa demarcación militar llevaba el nombre de Frank País, destacado revolucionario que había apreciado el desarrollo político y le encargó tareas complejas en la clandestinidad, como las acciones de apoyo a los combatientes de la expedición del yate Granma. Según se puntualizó, Vilma llegó a ocupar la jefatura del Movimiento en el territorio oriental.  Posteriormente,  en julio de 1958 se incorpora al Ejército Rebelde.
El tercer equipo de muchachas del IPVCE se encargó de describir la extensa trayectoria de Vilma desde que fundó la Federación de Mujeres Cubanas el 23 de agosto de 1960 y en otras tareas como integrante del Buró Político del Partido Comunista de Cuba y el Consejo de Estado
El jurado de este encuentro de conocimientos destacó la calidad de las indagaciones y otras iniciativas hechas por las estudiantes. Los premiados fueron el grupo Uno, cuyas estudiantes expusieron sobre la forja de la conciencia revolucionaria; Dos, quienes refirieron las tareas en la clandestinidad y el Ejército Rebelde; y Tres que destacaron la dedicación a la defensa de los derechos de la mujer cubana, junto a otras tareas de la Revolución.
Con un delicado estado de salud, la Heroína de la República de Cuba falleció en La Habana  el 18 de junio de 2007. Sus restos mortales reposan en el interior de una enorme piedra en el Mausoleo del Segundo Frente en la Sierra Cristal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario