domingo, 1 de mayo de 2016

Somos más este Primero de Mayo




Mírelos como los veos. Vestidos de domingo en las entreluces de una nueva mañana. Aún no ha amanecido y pasan a mi lado, por las avenidas y las calles que conducen a la principal plaza   camagüeyana, aledaña al centro fundacional de una ciudad quingentésima, cargada de historia patria, tradiciones y cultura.


¿Por qué caminan  tan temprano? De pronto, las avenidas y calles se convierten, en  afluentes de un río humano, como la corriente de agua del cercano Hatibonico, al parecer pasivas hasta que llueve y se convierte en “nuestro Amazonas”, según la visión de Nicolás Guillén.


Son hombres y mujeres de todas las edades, colores, credos, unidos por el heroísmo diario, marchan por el compromiso de la supervivencia de la  sociedad construida por dos generaciones de cubanos. Una tarea que no ha sido nada fácil, entre necesidades y carencias, pero este primer día de mayo reafirmamos nuestro optimista andar por el camino propio del socialismo, no perfecto pero si perfectible.




Las decisiones de la marcha unida se reiteran  desde el primer año de la Revolución triunfante, 1959, cuando cerca de la actual Plaza de la Revolución “Mayor General Ignacio Agramonte Loynaz”, insigne patriota independentista, los camagüeyanos compartimos con el comandante guerrillero Camilo Cienfuegos  el Día Internacional de los Trabajadores como un pueblo libre.



Durante 57 años reiteramos la convocatoria de aquel día “Esta unidad que vemos a diario en nuestra Patria, hay que mantenerla a toda costa”



Hoy no faltaran insidiosos y calumniadores del bando “de los que odian y deshacen” (1) mirarán con ojeriza esta multitud enarbolando banderas tricolores cubanas. Sus palabras quedarán inertes antes las hermosas y panorámicas de  un pueblo humilde, del pueblo trabajador, del comprometido bando “…de los que  aman y fundan”. Nosotros somos más, millones dispuestos a no vender el alma a diabólicas propuestas.




(1) Nuestro José Martí previó, con su profundo conocimiento de la vida y la historia: “Los hombres van en dos bandos: los que aman y fundan, y los que odian y deshacen”

No hay comentarios:

Publicar un comentario