martes, 13 de agosto de 2013

FIDEL, EL ETERNO REBELDE


                                                   “Toda la gloria del mundo cabe en un grano de maíz”
                                                                                                                               José Martí

Por José Gilberto Valdés
@josegvaldes  

Este 13 de agosto cumple 87 años un eterno rebelde. Cuatro generaciones de cubanos y muchos amigos en el mundo sienten satisfacción por compartir los principios  revolucionarios de Fidel, el martiano hasta la médula, líder optimista en batallas de fuego y de ideas contra las desigualdades en la humanidad, el riguroso opositor a los errores y las cosas que están mal hechas.

¿Cómo rendir homenaje hoy y otros muchos días al Comandante en Jefe?
Se trata de un hombre excepcional que nunca ha promovido el culto a su  personalidad, por lo tanto, corresponde a cada uno de nosotros reflexionar en mente y corazón sobre las buenas prácticas revolucionarias que nos enseñó. 
Hay que rememorar al Fidel intransigente de los años 40 en las filas universitarias habaneras y de la ortodoxia. A él se deben las esperanzas de soberanía del pueblo de Cuba, reanimadas en la década del 50 cuando comandó el asalto al cuartel Moncada y los 25 meses de guerra en la Sierra Maestra, para derrocar a la tiranía de Fulgencio Batista.
Es necesario recordar los cómo y por qué nos condujo frente a la perenne intimidación imperialista  para vencer a la agresión mercenaria de Playa Girón en Abril de 1961 y brillar ante los ojos del Mundo en la crisis de los misiles nucleares de Octubre de 1962, en tanto forjaba las bases de la sociedad socialista con todos y para el bien de todos. 
Luego vinieron años del ejemplo desinteresado de las misiones internacionalistas, militares y civiles, y el fortalecimiento del espíritu de resistencia durante las dos décadas  del Periodo Especial, en un entorno económicamente adverso al desarrollo de formas socialistas de producción.  Y aquí estamos como referencia de que el socialismo es posible.
 El homenaje al líder de la Revolución Cubana requiere ahora que todos pongamos pensamiento y acción en aquellos principios que hemos dejado a un lado injustificadamente, subestimando a la exigencia del día a día, la honestidad  y el menosprecio de otros valores morales y cívicos.
No existe otra manera de honrar a Fidel, el rebelde frente a las dificultades, en este momento histórico -- según su concepto de Revolución-- en el que hay que cambiar todo lo que debe ser cambiado. 
De todos nosotros depende hacer las cosas mejor, con la visión de futuro que el Comandante en Jefe expresó en el libro “Cien horas con Fidel”, del periodista Ignacio Ramonet:
 “Yo tengo mucha esperanza, porque veo con claridad que estos que yo llamo de la cuarta generación van a tener tres, cuatro veces más conocimientos que nosotros los de la primera y, más o menos, más de tres veces los conocimientos de la segunda. Y la cuarta debe saber, con todo lo que se está haciendo ahora, por lo menos, dos veces y media lo de la tercera. (...)P. ¿Usted está diciendo que esta revolución no está agotada?R. No hemos terminado ni mucho menos. Vivimos en la mejor época de nuestra historia y la de más esperanza de todo, y usted lo ve en todas partes.

http://www.cubadebate.cu/especiales/2013/08/13/fidel-castro-visto-por-ilustres-contemporaneos/
http://jorgitoxcuba.wordpress.com/2013/08/13/13-de-agosto-un-dia-para-heroes/

No hay comentarios:

Publicar un comentario