domingo, 1 de enero de 2012

LOS CUBANOS EN EL AÑO 54 DE SU REVOLUCIÓN


Por José Gilberto Valdés
josegvaldes@gmail.com

Aquí estamos, con los cambios a la cubana, sin acrobacias ni apresuramiento, con cada paso bien pensado para no tener nada de que lamentarnos en el futuro. Cincuenta y tres años han pasado desde el enero triunfal del Ejército Rebelde.

En 1959 se inició un año nuevo, de verdad, para la inmensa mayoría de los habitantes de la isla caribeña. La semilla plantada por Fidel Casto tres años antes en las estribaciones de la Sierra Maestra se transformó en robusto árbol que echó raíces de oriente a occidente, para poner punto final a la tiranía batistiana (Fulgencio Batista y Zaldívar), que había asumido el poder por medio de un golpe de estado, en marzo de 1952.

El Primero de Enero transformó para bien el sentido de la vida de los cubanos y cubanas que se despojaron de las cadenas de la explotación del hombre por el hombre, acabó con el sistema seudorepublicano, asesorado por los Estados Unidos de América, tras su intervención en la primera guerra imperialista, que en 1898 arrebató a los “mambises” (insurrectos) la victoria sobre el coloniaje español.

No ha sido nada fácil depender de nosotros mismos. Ha sido una batalla quijotesca contra los molinos. Los sucesivos gobernantes de los Estados Unidos de América no han perdonado que edificáramos en sus propias narices una referencial sociedad socialista, de todos y para el bien de todos. Desde el rebelde enero hemos sobrevivido con grandes sacrificios en los combates de las ideas y de las armas, hemos enfrentado ante los ojos del mundo el más largo y cruel bloqueo económico y financiero.

Durante cincuenta y tres años hemos convertido sueños en realidades. Nada nos detiene porque siempre contamos con la unidad de la mayoría de los cubanos. Continuaremos optimistas, prudentes y adaptables con las oportunidades para el perfeccionamiento del modelo económico, de la Revolución que triunfó el Primero de enero de 1959.

No hay comentarios:

Publicar un comentario