jueves, 26 de enero de 2012

La cubana esencia de Abracadabra

Por José Gilberto Valdés
valdes@gmail.com
El Señor de la Imagen, Roberto Chile vuelve a sorprendernos con una de sus crónicas audiovisuales del acontecer de los cubanos de buena fe. El artista del lente nos presenta en esta ocasión el documental Esencias, la Colmenita en Estados Unidos, estrenado en la noche del 25 de enero en la televisión nacional.

La obra creativa es la suma de emociones de una veintena de niños y niñas integrantes de la Compañía de Teatro Infantil La Colmenita, que como mensajeros de amor y paz recorrieron y brindaron su arte en las ciudades norteamericanas de Washington, New York y San Francisco, el pasado mes de octubre.

En más de una hora de duración, Esencias… nos presenta la energía de estos pequeños de estatura pero grandes de corazón interpretando escenas cubanas y universales, particularmente su obra cumbre Abracadabra, en escuelas norteamericanas y prestigiosos centros culturales, y también en los contactos con la gente de a pie en las calles y personalidades gubernamentales y diplomáticas.

Como personajes de un cuento sufrieron el acecho de una loba feroz en medio de un bosque enmarañado de confusiones y desconocedores de la realidad cubana. Como ese animal salvaje, figurante negativo en la literatura infantil, la ponzoñosa Ileana Ros-Lehtinen, congresista republicana de origen ¿cubano? y presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara, acusó al colectivo de niños y niñas de la Mayor de las Antillas como una amenaza a la seguridad nacional de los Estados Unidos de América. ¡Bah!. Hay que ver los rostros sonrientes de hombres y mujeres de todas las edades ante la presencia en las urbes referenciales del este y oeste de la nación norteamericana.

En nada sus palabras absurdas empañaron la presencia de la Colmenita en el memorial a Lincoln, en el Harlem y la remembranza de un amigo de Cuba Lucios Walker; en Manhattan con los apreciados venezolanos, o como embajadores de buena voluntad en la UNICEF; y el privilegio de inundar con su musical zumbido de abejitas la sede de la Organización de Naciones Unidas, pocas horas antes de que por vigésima ocasión los representantes del mundo votaban contra el despiadado bloqueo norteamericano contra Cuba.

Minuto a minuto, el documental Esencias… nos brinda con la fuerza de la imagen lo que no fue posible imaginarnos con la lectura de un cable noticioso o un breve reporte televisivo. Desde un músico ambulante negro que le toma fotos en un metro hasta una alcaldesa que abandona el protocolo para sumarse al contagioso baile de la insignia compañía del arte infantil cubano. No en balde se multiplica su formato y objetivos en países latinoamericanos.

Defensores de la justicia y la belleza, el material audiovisual nos lleva de la mano a la emocionante conversación telefónica de las 21 abejitas con Gerardo Hernández y al encuentro personal con René González, dos de los cinco compatriotas retenidos indebidamente en los Estados Unidos por su lucha antiterrorista en las entrañas de la mafia cubana americana.

La compañía infantil La Colmenita y su director Carlos Alberto Cremata hacen realidad uno de conceptos de la palabra Abracadabra, difundido por el famoso escritor uruguayo Eduardo Galeano, quien la tradujo del hebreo antiguo como “envía tu fuego hasta el final”.

El documental Esencias, la Colmenita en Estados Unidos es el premio de la admiración de todos los cubanos por la singular manera de observar al mundo que los rodea, de hacer un seductor arte y también solidaridad, Revolución.

Ver documental Esencias, La Colmenita en Estados Unidos en www.cubadebate.cu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario