lunes, 7 de marzo de 2011

Soportes tecnológicos de la maldad


Por José Gilberto Valdés
josegvaldes@gmail.com


Hay pocas posibilidades de buscar otro título cuando se acaba de seguir palabra tras palabra y las imágenes del nuevo capítulo “Verdades y principios” del serial televisivo “Las razones de Cuba”.

En menos de diez días, a las 8 y 30 de la noche (Hora de Cuba), los cubanos y muchos amigos de todo el mundo satisficieron, a través de la señal televisiva y la red de redes, su avidez por conocer las nuevas revelaciones de esa trinchera de ideas que nos permite defendernos como el pequeño héroe David del gigante Goliat.

El proyecto socialista que emprendimos hace 50 años junto a Fidel, ha sobrevivido con su entereza moral a la política subversiva de una decena de presidentes de los Estados Unidos.

De esta forma, salimos victoriosos de la lucha contra bandidos y Playa Girón.

Así, enfrentamos los atentados contra nuestra agricultura y fábricas, asesinatos, guerra bacteriológica, y un imponderable terrorismo de estado.

Igualmente, hemos defendido en múltiples escenarios internacionales el prestigio, ética y la verdad de este pueblo solidario y humanista. Para citar un hecho les refiero a la reciente votación de 187 países reunidos en la ONU contra el genocida bloqueo económico de los Estados Unidos contra Cuba.

Ahora tratan de demonizar la Revolución Cubana en una despiadada guerra mediática, pero uno a uno caen los planes del imperialismo yanqui como castillo de naipes.

Recientemente, un cubano fiel a Fidel, la Revolución, al pueblo, Carlos Serpa reveló las manipulaciones de la emisora de radio mal llamada Martí que dispone de un multimillonario presupuesto para el ejercicio de la contrarrevolución.

En el capítulo “Los peones del Imperio” de la serie Razones de Cuba, otro agente nombrado Moisés Rodríguez también develan los estrechos vínculos de la “disidencia” (indecencia) con la Oficina de Intereses de los Estados Unidos en La Habana.

Esta noche del siete de marzo, estuvo presente en las pantallas de televisión, el joven especialista en comunicaciones Dalexi González, quien denunció a los servicios de inteligencia de los Estados Unidos y el amplio empleo de las nuevas tecnologías para organizar ilegales redes informáticas y conexiones a Internet como soportes tecnológicos de la maldad contra Cuba.

Nuevas revelaciones se avecinan, cuando al final de apreciar este material fílmico “Verdades y principios”, se da a conocer un próximo capitulo “Mentiras bien pagadas”. Nuestra honda es la de David.

No hay comentarios:

Publicar un comentario