martes, 19 de octubre de 2010

LA RAZÓN DE MI VOTO PERSONAL POR LA RESOLUCIÓN 46/6 DE LA ONU

El 26 de octubre, Cuba presentará en la Organización de Naciones Unidas un informe contra el adsurdo e ilegal bloqueo de los Estados Unidos de América contra Cuba. La comunidad internacional se dispone a ratificar su posición frente a este genocida proyecto norteamericano.


Por José Gilberto Valdés
valdes@tvcamaguey.icrt.cu


Después de una quincena de reposo por el padecimiento de una neumonía puedo volver a teclear en una PC de la redacción del Telecentro mis puntos de vistas a través de la red de redes.

En la variedad de temas sobre los cuales escribir, selecciono uno de mayor actualidad: el próximo 26 de octubre, Cuba presentará en la Organización de Naciones Unidas el informe “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba”.

A través de FACEBOOK una colega me ha invitado al apoyo y a opinar: ¿Cómo será el voto?

Basta sólo rememorar las votaciones del plenario mundial en los últimos cinco años. En todo momento, se superó la cifra de 180 países. El año pasado 187 representaciones se opusieron al bloqueo económico de los Estados Unidos contra Cuba. El imperio yanqui solo ha sido acompañado por tres o cuatro acólitos.

¿Podrá variar esta cifra?

Desde que el 19 de octubre de 1960, cuando el presidente Dwight Eisenhower prohibió las exportaciones norteamericanas, en modo alguno se ha moderado el severo y genocida rigor del bloqueo años contra la economía de la mayor de las Antillas, las amenazas y persecución a personas, empresas internacionales y países que desean comerciar con nosotros y toda la vida social de los cubanos.

Existen indicios de que la votación en la ONU el próximo 26 de octubre será similar o mayor la votación. La comunidad internacional se dispone a ratificar su posición frente a este genocida proyecto norteamericano.

Yo también tengo mi voto personal. Como expliqué al inicio de este comentario, estuve unos dias “fuera de circulación” por motivos de enfermedad, pero conté GRATUITAMENTE con la atención de la doctora y la enfermera en el consultorio del barrio, y en los departamentos de radiología y laboratorio de la policlínica; sin embargo, no pude adquirir, a precios accesibles, el total de las medicinas recetadas, pues no estaban disponibles en este momento ya que a la industria farmacéutica cubana le faltan materias primas. Este ejemplo puede ser mayor y más grave entre otros compatriotas.

Por supuesto que tengo otros argumentos, pues indagué en Internet el tema de la salud en el documento Cuba vs. Bloqueo 2010:

“Entre mayo de 2009 y abril de 2010, las afectaciones al sector de la salud pública ascienden a 15 millones 200 mil dólares.
Los daños económicos se deben fundamentalmente a la necesidad de adquirir medicamentos, reactivos, piezas de repuestos para equipos médicos, instrumental y otros insumos en mercados alejados y en muchas ocasiones con el uso de intermediarios, lo que trae aparejado el incremento de los precios.”

La votación de todos demostrará, una vez más, que es absurdo y poco funcional el bloqueo contra Cuba.



No hay comentarios:

Publicar un comentario